El Primer Libro de Crónicas

1 Crónicas


Descendientes de Adán hasta Abraham


1 Adán, Set, Enós, 2 Cainán, Mahalaleel, Jared, 3 Enoc, Matusalén, Lamec, 4 Noé, Sem, Cam y Jafet.

5 Los hijos de Jafet fueron: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras. 6 Los hijos de Gomer fueron: Asquenaz, Rifat y Togarma. 7 Los hijos de Javán fueron: Elisa, Tarsis, Quitim y Rodanim.

8 Los hijos de Cam fueron: Cus, Mizraim, Fut y Canaán. 9 Los hijos de Cus fueron: Seba, Havila, Sabta, Raama y Sabteca. Los hijos de Raama fueron Seba y Dedán. 10 Cus engendró a Nimrod, quien comenzó a ser poderoso en la tierra. 11 Mizraim engendró a los ludeos, a los anameos, a los lehabitas, a los naftujitas, 12 a los patruseos, a los caslujitas (de los cuales salieron los filisteos) y a los caftoreos. 13 Canaán engendró a Sidón su primogénito y a Het, 14 al jebuseo, al amorreo, al gergeseo, 15 al heveo, al araqueo, al sineo, 16 al arvadeo, al zemareo y al hamateo.

17 Los hijos de Sem fueron: Elam, Asur, Arfaxad, Lud, Aram, Uz, Hul, Geter y Mesec. 18 Arfaxad engendró a Sélaj, y Sélaj engendró a Heber. 19 A Heber le nacieron dos hijos: El nombre del primero fue Peleg, porque en sus días fue dividida la tierra. El nombre de su hermano fue Joctán. 20 Joctán engendró a Almodad, a Selef, a Hazar- mávet, a Jéraj, 21 a Adoram, a Uzal, a Dicla, 22 a Ebal, a Abimael, a Seba, 23 a Ofir, a Havila y a Jobab. Todos éstos fueron hijos de Joctán.

24 Sem, Arfaxad, Sélaj, 25 Heber, Peleg, Reu, 26 Serug, Nacor, Taré 27 y Abram, el cual es Abraham.

Desde Abraham hasta los patriarcas


28 Los hijos de Abraham fueron Isaac e Ismael. 29 Estos son sus descendientes:

El primogénito de Ismael fue Nebayot. Después nacieron Quedar, Adbeel, Mibsam, 30 Misma, Duma, Masá, Hadad, Tema, 31 Jetur, Nafis y Quedema. Estos fueron los hijos de Ismael.

32 Los hijos que Quetura, concubina de Abraham, dio a luz fueron: Zimrán, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Los hijos de Jocsán fueron Seba y Dedán. 33 Los hijos de Madián fueron: Efa, Efer, Hanoc, Abida y Eldaa. Todos éstos fueron hijos de Quetura.

34 Abraham engendró a Isaac. Los hijos de Isaac fueron Esaú e Israel.

35 Los hijos de Esaú fueron: Elifaz, Reuel, Jeús, Jalam y Coré. 36 Los hijos de Elifaz fueron: Temán, Omar, Zefo, Gatam, Quenaz, Timna y Amalec. 37 Los hijos de Reuel fueron: Najat, Zéraj, Sama y Miza.

38 Los hijos de Seír fueron: Lotán, Sobal, Zibeón, Aná, Disón, Ezer y Disán. 39 Los hijos de Lotán fueron Hori y Homam. Timna fue hermana de Lotán. 40 Los hijos de Sobal fueron: Alván, Manajat, Ebal, Sefo y Onam. Los hijos de Zibeón fueron Ayías y Aná. 41 Disón fue hijo de Aná. Y los hijos de Disón fueron: Hamrán, Esbán, Itrán y Querán. 42 Los hijos de Ezer fueron: Bilhán, Zaaván y Acán. Los hijos de Disán fueron Uz y Arán.

43 Estos fueron los reyes que reinaron en la tierra de Edom, antes que hubiese rey de los hijos de Israel:

Bela hijo de Beor. El nombre de su ciudad fue Dinaba.

44 Murió Bela, y reinó en su lugar Jobab hijo de Zéraj, de Bosra.

45 Murió Jobab, y reinó en su lugar Husam, de la tierra de los temanitas.

46 Murió Husam, y reinó en su lugar Hadad hijo de Bedad, el que derrotó a Madián en el campo de Moab. El nombre de su ciudad fue Avit.

47 Murió Hadad, y reinó en su lugar Samla, de Masreca.

48 Murió Samla, y reinó en su lugar Saúl, de Rejobot, que está junto al Río.

49 Murió Saúl, y reinó en su lugar Baal-janán hijo de Acbor.

50 Murió Baal-janán, y reinó en su lugar Hadad. El nombre de su ciudad fue Pau. El nombre de su mujer fue Mehetabel, hija de Matred, hija de Mezaab. 51 Y murió Hadad.

Los jefes de Edom fueron: los jefes Timna, Alva, Jetet, 52 Oholibama, Ela, Pinón, 53 Quenaz, Temán, Mibzar, 54 Magdiel e Iram. Estos fueron los jefes de Edom.

2 Estos fueron los hijos de Israel: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón, 2 Dan, José, Benjamín, Neftalí, Gad y Aser.

Genealogía de Judá hasta David


3 Los hijos de Judá fueron: Er, Onán y Sela. Estos tres le nacieron de Batsúa, la cananea. Y Er, primogénito de Judá, era malo ante los ojos de Jehovah, y él le quitó la vida. 4 Y Tamar su nuera le dio a luz a Fares y a Zéraj. Todos los hijos de Judá fueron cinco.

5 Los hijos de Fares fueron Hesrón y Hamul. 6 Los hijos de Zéraj fueron: Zimri, Eitán, Hemán, Calcol y Darda; cinco en total. 7 Hijo de Carmi fue Acar, el que ocasionó destrucción a Israel, porque transgredió con respecto al anatema. 8 Azarías fue hijo de Eitán.

9 Los hijos que le nacieron a Hesrón fueron: Jerameel, Ram y Caleb. 10 Ram engendró a Aminadab, y Aminadab engendró a Najsón, jefe de los hijos de Judá. 11 Najsón engendró a Salmón, y Salmón engendró a Boaz. 12 Boaz engendró a Obed, y Obed engendró a Isaí. 13 Isaí engendró a Eliab su primogénito, a Aminadab el segundo, a Simea el tercero, 14 a Natanael el cuarto, a Radai el quinto, 15 a Ozem el sexto, y a David el séptimo. 16 Sarvia y Abigaíl fueron las hermanas de ellos. Los hijos de Sarvia fueron tres: Abisai, Joab y Asael. 17 Abigaíl dio a luz a Amasa, y el padre de Amasa fue Jeter el ismaelita.

Clanes de Caleb en Judá


18 Caleb hijo de Hesrón engendró a Jeriot, de su mujer Azuba. Y éstos fueron hijos de ella: Jeser, Sobab y Ardón. 19 Murió Azuba, y Caleb tomó por mujer a Efrata, la cual dio a luz a Hur. 20 Hur engendró a Uri, y Uri engendró a Bezaleel.

21 Después Hesrón se unió a una hija de Maquir, padre de Galaad. La tomó teniendo él sesenta años, y ella le dio a luz a Segub. 22 Segub engendró a Jaír, el cual tuvo veintitrés aldeas en la tierra de Galaad. 23 (Gesur y Aram les tomaron las aldeas de Jaír y también Quenat con sus aldeas, sesenta ciudades.) Todos éstos fueron hijos de Maquir, padre de Galaad. 24 Después que murió Hesrón en Caleb-efrata, Abía, mujer de Hesrón, le dio a luz a Azur, padre de Tecoa.

25 Los hijos de Jerameel, primogénito de Hesrón, fueron: Ram el primogénito, Buna, Orén, Ozem y Ajías. 26 Jerameel tuvo otra mujer cuyo nombre era Atara, que fue madre de Onam. 27 Los hijos de Ram, primogénito de Jerameel, fueron: Maaz, Jamín y Equer. 28 Los hijos de Onam fueron Samai y Jada. Los hijos de Samai fueron Nadab y Abisur. 29 El nombre de la mujer de Abisur fue Abijaíl, la cual le dio a luz a Ajbán y a Molid. 30 Los hijos de Nadab fueron Seled y Apaim. Y Seled murió sin hijos. 31 Isi fue hijo de Apaim. Sesán fue hijo de Isi. Ajlai fue hijo de Sesán. 32 Los hijos de Jada, hermano de Samai, fueron Jeter y Jonatán. Y Jeter murió sin hijos. 33 Los hijos de Jonatán fueron Pelet y Zaza. Estos fueron los hijos de Jerameel. 34 Sesán no tuvo hijos, sino hijas. Sesán tenía un siervo egipcio llamado Jarja. 35 Y Sesán dio a su hija por mujer a su siervo Jarja, y ella le dio a luz a Atai. 36 Atai engendró a Natán, Natán engendró a Zabad, 37 Zabad engendró a Eflal, Eflal engendró a Obed, 38 Obed engendró a Jehú, Jehú engendró a Azarías, 39 Azarías engendró a Heles, Heles engendró a Elasa, 40 Elasa engendró a Sismai, Sismai engendró a Salum, 41 Salum engendró a Jecamías, Jecamías engendró a Elisama.

42 Los hijos de Caleb, hermano de Jerameel, fueron: Mesa su primogénito, que fue padre de Zif, y Maresa su hijo fue padre de Hebrón. 43 Los hijos de Hebrón fueron: Coré, Tapúaj, Requem y Sema. 44 Sema engendró a Rajam, padre de Jorcoam, y Requem engendró a Samai. 45 Maón fue hijo de Samai, y Maón fue padre de Betsur.

46 Efa, concubina de Caleb, dio a luz a Harán, a Mosa y a Gazez. Harán engendró a Gazez. 47 Los hijos de Jahdai fueron: Regem, Jotam, Gesán, Pelet, Efa y Saaf.

48 Maaca, concubina de Caleb, dio a luz a Seber y a Tirjana. 49 También dio a luz a Saaf, padre de Madmana, y a Seva, padre de Macbena y padre de Gibea. Y Acsa fue hija de Caleb. 50 Estos fueron los hijos de Caleb.

Los hijos de Hur, primogénito de Efrata, fueron: Sobal, padre de Quiriat-jearim; 51 Salma, padre de Belén; y Haref, padre de Bet-gader. 52 Los hijos de Sobal, padre de Quiriat-jearim, fueron: Haroé, la mitad de los manajetitas 53 y los clanes de Quiriat-jearim, que fueron: los jatiritas, los futitas, los sumatitas y los misraítas. Y de éstos salieron los zoraítas y los estaolitas. 54 Los hijos de Salma fueron: Belén, los netofatitas, Atrot-bet-joab y la mitad de los manajetitas, los zoraítas. 55 Las familias de los escribas que moraban en Jabes fueron: los tirateos, los simateos y los sucateos. Estos son los queneos que descienden de Hamat, padre de la casa de Recab.

Los descendientes de David


3 Estos fueron los hijos de David que le nacieron en Hebrón: El primogénito fue Amnón, de Ajinoam, de Jezreel. El segundo fue Daniel, de Abigaíl, de Carmel. 2 El tercero fue Absalón, hijo de Maaca hija de Talmai, rey de Gesur. El cuarto fue Adonías, hijo de Haguit. 3 El quinto fue Sefatías, de Abital. El sexto fue Itream, de Egla su mujer. 4 Estos seis le nacieron en Hebrón, donde reinó siete años y seis meses.

En Jerusalén reinó 33 años. 5 Estos cuatro le nacieron en Jerusalén, de Betsabé hija de Amiel: Samúa Sobab, Natán y Salomón. 6 También Ibjar, Elisúa, Elifelet, 7 Noga, Néfeg, Jafía, 8 Elisama, Eliada y Elifelet: nueve. 9 Todos éstos fueron los hijos de David, sin contar los hijos de las concubinas. Tamar fue hermana de ellos.

10 Hijo de Salomón fue Roboam, cuyo hijo fue Abías, cuyo hijo fue Asa, cuyo hijo fue Josafat, 11 cuyo hijo fue Joram, cuyo hijo fue Ocozías, cuyo hijo fue Joás, 12 cuyo hijo fue Amasías, cuyo hijo fue Azarías, cuyo hijo fue Jotam, 13 cuyo hijo fue Acaz, cuyo hijo fue Ezequías, cuyo hijo fue Manasés, 14 cuyo hijo fue Amón, cuyo hijo fue Josías. 15 Los hijos de Josías fueron: Johanán el primogénito, el segundo Joacim, el tercero Sedequías, el cuarto Salum. 16 Los hijos de Joacim fueron su hijo Joaquín y su hijo Sedequías.

17 Los hijos de Joaquín el cautivo fueron: Salatiel su hijo, 18 Malquiram, Pedaías, Senazar, Jecamías, Hosama y Nedabías. 19 Los hijos de Pedaías fueron Zorobabel y Simei. Los hijos de Zorobabel fueron Mesulam y Ananías, y la hermana de éstos fue Selomit. 20 También estos cinco: Hasuba, Ohel, Berequías, Hasadías y Jusab-jésed. 21 Los hijos de Ananías fueron Pelatías y Jesaías, cuyo hijo fue Refaías, cuyo hijo fue Arnán, cuyo hijo fue Abdías, cuyo hijo fue Secanías. 22 Los hijos de Secanías fueron: Semaías y sus hijos Hatús, Igal, Barías, Nearías y Safat; seis. 23 Los hijos de Nearías fueron tres: Elioenai, Ezequías y Azricam. 24 Los hijos de Elioenai fueron siete: Hodavías, Eliasib, Pelaías, Acub, Johanán, Dalaías y Anani.

Otros descendientes de Judá


4 Los hijos de Judá fueron: Fares, Hesrón, Carmi, Hur y Sobal. 2 Reayías hijo de Sobal engendró a Yajat. Yajat engendró a Ajumai y a Lahad. Estos son los clanes de los zoratitas.

3 Estos fueron los hijos de Etam: Jezreel, Isma e Ibdas. El nombre de su hermana fue Hazlelponi.

4 Penuel fue padre de Gedor, y Ezer fue padre de Husa. Estos fueron los hijos de Hur, primogénito de Efrata, padre de Belén.

5 Asur, padre de Tecoa, tuvo dos mujeres: Hela y Naara. 6 Naara le dio a luz a Ajuzam, a Hefer, a Temeni y a Ajastari. Estos fueron los hijos de Naara. 7 Los hijos de Hela fueron: Zeret, Zojar y Etnán.

8 Cos engendró a Anub, a Zobeba y a los clanes de Ajarjel hijo de Harum. 9 Jabes fue más ilustre que sus hermanos. Su madre le llamó Jabes, diciendo: "Porque lo di a luz con dolor." 10 Y Jabes invocó al Dios de Israel diciendo: "¡Oh, si realmente me dieras bendición y ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me libraras del mal, de modo que no tuviese dolor!" Y Dios le concedió lo que pidió.

11 Quelub, hermano de Suja, engendró a Mejir, el cual fue padre de Estón. 12 Y Estón engendró a Bet-rafa, a Paséaj y a Tejina, padre de la ciudad de Najas. Estos son los hombres de Reca.

13 Los hijos de Quenaz fueron Otoniel y Seraías. Los hijos de Otoniel: Hatat 14 y Meonotai, el cual engendró a Ofra. Y Seraías engendró a Joab, padre de los del valle de Jarasim, porque fueron artesanos.

15 Los hijos de Caleb hijo de Jefone fueron: Ir, Ela y Naam. Y el hijo de Ela fue Quenaz.

16 Los hijos de Jehalelel fueron: Zif, Zifa, Tiria y Asarel.

17 Los hijos de Esdras fueron: Jeter, Mered, Efer y Jalón. Ella dio a luz a María, a Samai y a Isbaj, padre de Estemoa. 18 Y éstos son los hijos de Bitia, hija del faraón, a la cual Mered tomó por mujer. Su mujer judía dio a luz a Jared padre de Gedor, a Heber padre de Soco y a Jecutiel padre de Zanóaj.

19 Y los hijos de la mujer de Hodías, hermana de Najam, fueron Abi-queila el garmita y Estemoa el macateo.

20 Los hijos de Simón fueron: Amnón, Rina, Ben-janán y Tilón. Y los hijos de Isi fueron Zojet y Ben-zojet.

21 Los hijos de Sela hijo de Judá fueron: Er padre de Leca, Laada padre de Maresa, las familias de los que trabajan el lino en Bet-asbea, 22 Joquim, los hombres de Cozeba, Joás y Saraf, quienes dominaron en Moab, y volvieron a Belén. Y los registros son antiguos. 23 Estos eran alfareros y habitaban en Netaím y Gedera. Allí habitaban cerca del rey, ocupados en su servicio.

Descendientes de Simeón


24 Los hijos de Simeón fueron: Nemuel, Jamín, Jarib, Zéraj y Saúl; 25 Salum su hijo, Mibsam su hijo y Misma su hijo. 26 Los hijos de Misma fueron Hamuel su hijo, Zacur su hijo y Simei su hijo. 27 Los hijos de Simei fueron dieciséis, y sus hijas fueron seis. Pero sus hermanos no tuvieron muchos hijos, ni se multiplicaron en todo su clan, como los hijos de Judá.

28 Ellos habitaron en Beerseba, Molada, Hazar-sual, 29 Bilha, Ezem, Tolad, 30 Betuel, Horma, Siclag, 31 Bet-marcabot, Hazar-susim, Bet-birai, y Saaraim. Estas fueron sus ciudades hasta el reinado de David. 32 Y sus aldeas fueron: Etam, Ayin, Rimón, Toquén y Asán, cinco ciudades; 33 más todas las aldeas que estaban alrededor de estas ciudades, hasta Baal. Esta fue el área que habitaron, y ésta fue su genealogía: 34 Mesobad, Jamlec, Josías hijo de Amasías, 35 Joel y Jehú hijo de Josibías, hijo de Seraías, hijo de Asiel. 36 También Elioenai, Jacoba, Jesojaías, Asaías, Adiel, Jesimiel, Benaías 37 y Ziza hijo de Sifi, hijo de Alón, hijo de Jedaías, hijo de Simri, hijo de Semaías. 38 Estos mencionados por nombre fueron los principales entre sus clanes, y sus casas paternas se multiplicaron muchísimo. 39 Ellos llegaron hasta la entrada de Gedor, hasta el oriente del valle, buscando pastos para sus ganados. 40 Encontraron ricos y buenos pastos y tierra extensa, reposada y tranquila que antes había sido habitada por los camitas. 41 Estos inscritos por nombre vinieron en los días de Ezequías, rey de Judá, atacaron sus moradas y a los meunitas que se hallaban allí, y los destruyeron hasta el día de hoy. Y habitaron en lugar de ellos, porque allí había pastos para sus ganados.

42 Asimismo, 500 hombres de ellos, de los hijos de Simeón, fueron al monte de Seír bajo el mando de Pelatías, Nearías, Refaías y Uziel, hijos de Isi. 43 Derrotaron a los sobrevivientes de Amalec que habían escapado, y han habitado allí hasta el día de hoy.

Descendientes de Rubén


5 Los hijos de Rubén, primogénito de Israel (pues él era el primogénito; pero cuando profanó el lecho de su padre, su derecho de primogenitura fue dado a los hijos de José hijo de Israel, de modo que no fue registrado como primogénito; 2 y aunque Judá llegó a ser el más fuerte entre sus hermanos y de él procede un príncipe, el derecho de primogenitura fue de José), 3 los hijos de Rubén, primogénito de Israel, fueron: Hanoc, Falú, Hesrón y Carmi.

4 Los hijos de Joel fueron: Semaías su hijo, Gog su hijo, Simei su hijo, 5 Micaías su hijo, Reayías su hijo, Baal su hijo, 6 Beera su hijo, el cual fue llevado cautivo por Tiglat-pileser, rey de Asiria. El era un principal de los rubenitas.

7 Sus hermanos según sus clanes, cuando fueron registrados en sus genealogías, fueron: Jeiel el jefe, Zacarías 8 y Bela hijo de Azaz, hijo de Sema, hijo de Joel. Y él habitó en Aroer hasta Nebo y Baal-maón. 9 También habitó hacia el oriente hasta la entrada del desierto desde el río Eufrates, porque sus ganados se habían multiplicado en la tierra de Galaad.

10 En los días de Saúl hicieron guerra contra los hagrienos, los cuales cayeron en sus manos. Y habitaron en sus moradas en toda la región oriental de Galaad.

Descendientes de Gad


11 Los hijos de Gad habitaron frente a ellos, en la tierra de Basán, hasta Salca.

12 Joel fue el jefe; el segundo Safán, luego Jaanai, después Safat, en Basán.

13 Sus hermanos, según sus casas paternas, fueron siete: Micael, Mesulam, Seba, Jorai, Jaacán, Zía y Heber.

14 Estos fueron los hijos de Abijail hijo de Huri, hijo de Jaroa, hijo de Galaad, hijo de Micael, hijo de Jesisai, hijo de Jahdo, hijo de Buz. 15 Aji hijo de Abdiel, hijo de Guni, fue jefe de sus casas paternas.

16 Ellos habitaron en Galaad, en Basán, en sus aldeas y en todos los campos de alrededor de Sarón, hasta sus confines. 17 Todos éstos fueron registrados según sus genealogías en los días de Jotam rey de Judá, y en los días de Jeroboam rey de Israel.

18 Los hijos de Rubén, los de Gad y los de la media tribu de Manasés, hombres valientes, hombres que llevaban escudo y espada, que manejaban el arco y que eran aptos para la guerra, sumaban 44.760 hombres que salían a la batalla. 19 Tuvieron guerra contra los hagrienos, Jetur, Nafis y Nodab; 20 y encontraron ayuda contra ellos. Los hagrienos y todos los que estaban con ellos fueron entregados en su mano, porque aquéllos invocaron a Dios en la batalla, y él les concedió su petición, porque confiaron en él. 21 Tomaron sus ganados: 50.000 camellos, 250.000 ovejas y 2.000 asnos; también 100.000 hombres. 22 Ciertamente muchos cayeron muertos, porque la guerra era de Dios. Y habitaron en el lugar de aquéllos hasta el cautiverio.

Descendientes de Manasés


23 Los hijos de la media tribu de Manasés, que eran numerosos, habitaron en la tierra desde Basán hasta Baal-hermón y Senir, es decir, el monte Hermón. 24 Estos fueron los jefes de sus casas paternas: Efer, Isi, Eliel, Azriel, Jeremías, Hodavías y Jahdiel; hombres valerosos, hombres de renombre y jefes de sus casas paternas. 25 Pero fueron infieles al Dios de sus padres y se prostituyeron tras los dioses de los pueblos de la tierra, a los cuales Dios había destruido delante de ellos. 26 Por eso el Dios de Israel incitó el espíritu de Pul rey de Asiria, es decir, el espíritu de Tiglat-pileser rey de Asiria, el cual deportó a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés y los llevó a Halaj, a Habor, a Hara y al río Gozán, hasta el día de hoy.

Descendientes de Leví


6 1 Los hijos de Leví fueron: Gersón, Cohat y Merari. 2 Los hijos de Cohat fueron: Amram, Izjar, Hebrón y Uziel. 3 Los hijos de Amram fueron: Aarón, Moisés y María. Los hijos de Aarón fueron: Nadab, Abihú, Eleazar e Itamar.

4 Eleazar engendró a Fineas, Fineas engendró a Abisúa, 5 Abisúa engendró a Buqui, Buqui engendró a Uzi, 6 Uzi engendró a Zerajías, Zerajías engendró a Merayot, 7 Merayot engendró a Amarías, Amarías engendró a Ajitob, 8 Ajitob engendró a Sadoc, Sadoc engendró a Ajimaas, 9 Ajimaas engendró a Azarías, Azarías engendró a Johanán, 10 Johanán engendró a Azarías, quien ejerció el sacerdocio en el templo que Salomón edificó en Jerusalén. 11 Azarías engendró a Amarías. Amarías engendró a Ajitob, 12 Ajitob engendró a Sadoc, Sadoc engendró a Salum, 13 Salum engendró a Hilquías, Hilquías engendró a Azarías, 14 Azarías engendró a Seraías, Seraías engendró a Josadac. 15 Josadac fue al cautiverio cuando Jehovah llevó cautivos a Judá y a Jerusalén, por medio de Nabucodonosor.

16 Los hijos de Leví fueron Gersón, Cohat y Merari. 17 Estos son los nombres de los hijos de Gersón: Libni y Simei. 18 Los hijos de Cohat fueron: Amram, Izjar, Hebrón y Uziel. 19 Los hijos de Merari fueron Majli y Musi.

Las casas paternas de Leví


Estos son los clanes de Leví según sus casas paternas:

20 De Gersón, Libni su hijo, Yajat su hijo, Zima su hijo, 21 Jóaj su hijo, Ido su hijo, Zéraj su hijo, Jeatrai su hijo.

22 Los hijos de Cohat: Aminadab su hijo, Coré su hijo, Asir su hijo, 23 Elcana su hijo, Ebiasaf su hijo, Asir su hijo. 24 Tajat su hijo, Uriel su hijo, Uzías su hijo, Saúl su hijo. 25 Los hijos de Elcana fueron Amasai y Ajimot; 26 Elcana su hijo, Zofai su hijo, Najat su hijo, 27 Eliab su hijo, Jerojam su hijo, Elcana su hijo. 28 Los hijos de Samuel fueron Joel el primogénito y Abías el segundo.

29 Los hijos de Merari fueron Majli, Libni su hijo, Simei su hijo, Uza su hijo, 30 Simea su hijo, Haguías su hijo, Asaías su hijo.

Los levitas del coro del templo


31 Estos son los que David estableció sobre el servicio del canto en la casa de Jehovah después que el arca había reposado allí. 32 Y servían en el canto delante de la tienda del tabernáculo de reunión, hasta que Salomón edificó la casa de Jehovah en Jerusalén, y ejercían su servicio según los deberes establecidos para ellos.

33 Estos y sus hijos son los que ejercían su servicio. Entre los hijos de Cohat: el cantor Hemán hijo de Joel, hijo de Samuel, 34 hijo de Elcana, hijo de Jerojam, hijo de Eliel, hijo de Tóaj, 35 hijo de Zuf, hijo de Elcana, hijo de Majat, hijo de Amasai, 36 hijo de Elcana, hijo de Joel, hijo de Azarías, hijo de Sofonías, 37 hijo de Tajat, hijo de Asir, hijo de Ebiasaf, hijo de Coré, 38 hijo de Izjar, hijo de Cohat, hijo de Leví, hijo de Israel.

39 Su hermano Asaf estaba a su mano derecha. Asaf era hijo de Berequías, hijo de Simea, 40 hijo de Micael, hijo de Baasías, hijo de Malquías, 41 hijo de Etni, hijo de Zéraj, hijo de Adaías, 42 hijo de Eitán, hijo de Zima, hijo de Simei, 43 hijo de Yajat, hijo de Gersón, hijo de Leví.

44 Sus hermanos, los hijos de Merari, estaban a su mano izquierda: Eitán hijo de Quisi, hijo de Abdi, hijo de Maluc, 45 hijo de Hasabías, hijo de Amasías, hijo de Hilquías, 46 hijo de Amsi, hijo de Bani, hijo de Semer, 47 hijo de Majli, hijo de Musi, hijo de Merari, hijo de Leví. 48 Y sus hermanos, los levitas, fueron asignados a todo el servicio del tabernáculo de la casa de Dios.

La casa sacerdotal de Aarón


49 Aarón y sus hijos quemaban ofrendas sobre el altar del holocausto y sobre el altar del incienso, para toda la obra del lugar santísimo y para hacer expiación por Israel, conforme a todo lo que había mandado Moisés, siervo de Dios.

50 Estos son los hijos de Aarón: Eleazar su hijo, Fineas su hijo, Abisúa su hijo, 51 Buqui su hijo, Uzi su hijo, Zerajías su hijo, 52 Merayot su hijo, Amarías su hijo, Ajitob su hijo, 53 Sadoc su hijo, Ajimaas su hijo.

Ciudades asignadas a los levitas


54 Estos son sus lugares de residencia según sus campamentos en su territorio. A los hijos de Aarón, del clan de los cohatitas, porque a ellos les tocó la primera suerte, 55 les dieron Hebrón, en la tierra de Judá, con sus campos de alrededor. 56 Pero dieron la campiña de la ciudad con sus aldeas a Caleb hijo de Jefone. 57 A los hijos de Aarón les dieron las ciudades de refugio: Hebrón, Libna con sus campos de alrededor, Jatir, Estemoa con sus campos de alrededor, 58 Hilén con sus campos de alrededor, Debir con sus campos de alrededor, 59 Asán con sus campos de alrededor y Bet-semes con sus campos de alrededor. 60 De la tribu de Benjamín les dieron Geba con sus campos de alrededor, Alémet con sus campos de alrededor y Anatot con sus campos de alrededor. Todas sus ciudades fueron trece, repartidas según sus clanes.

61 A los hijos de Cohat que quedaban, les dieron por sorteo diez ciudades de la media tribu de Manasés. 62 A los hijos de Gersón, según sus clanes, les dieron trece ciudades de la tribu de Isacar, de la tribu de Aser, de la tribu de Neftalí y de la tribu de Manasés, en Basán. 63 A los hijos de Merari, según sus clanes, les dieron por sorteo doce ciudades de la tribu de Rubén, de la tribu de Gad y de la tribu de Zabulón. 64 Así los hijos de Israel dieron a los levitas las ciudades con sus campos alrededor. 65 Les dieron por sorteo estas ciudades (a las cuales llamaron según sus nombres) de la tribu de los hijos de Judá, de la tribu de los hijos de Simeón y de la tribu de los hijos de Benjamín.

66 A otros clanes de los hijos de Cohat, les dieron ciudades en el territorio de la tribu de Efraín. 67 Les dieron estas ciudades de refugio: Siquem con sus campos de alrededor en la región montañosa de Efraín, Gezer con sus campos de alrededor, 68 Jocmeam con sus campos de alrededor, Bet-jorón con sus campos de alrededor, 69 Ajalón con sus campos de alrededor y Gat-rimón con sus campos de alrededor. 70 De la media tribu de Manasés dieron Aner con sus campos de alrededor y Bilam con sus campos de alrededor, para los hijos de Cohat que habían quedado.

71 A los hijos de Gersón, uno de los clanes, les dieron de la media tribu de Manasés: Golán en Basán con sus campos de alrededor y Astarot con sus campos de alrededor. 72 De la tribu de Isacar: Quedes con sus campos de alrededor, Daberat con sus campos de alrededor, 73 Ramot con sus campos de alrededor y Anem con sus campos de alrededor. 74 De la tribu de Aser: Miseal con sus campos de alrededor, Abdón con sus campos de alrededor, 75 Hucoc con sus campos de alrededor, y Rejob con sus campos de alrededor. 76 Y de la tribu de Neftalí: Quedes en Galilea con sus campos de alrededor, Hamón con sus campos de alrededor y Quiriataim con sus campos de alrededor.

77 A los hijos de Merari que habían quedado, les dieron de la tribu de Zabulón: Rimón con sus campos de alrededor y Tabor con sus campos de alrededor. 78 Del otro lado del Jordán, frente a Jericó al oriente del Jordán, de la tribu de Rubén: Beser en el desierto con sus campos de alrededor, Jahaz con sus campos de alrededor, 79 Quedemot con sus campos de alrededor y Mefaat con sus campos de alrededor. 80 Y de la tribu de Gad: Ramot en Galaad con sus campos de alrededor, Majanaim con sus campos de alrededor, 81 Hesbón con sus campos de alrededor y Jazer con sus campos de alrededor.

Descendientes de Isacar


7 Los hijos de Isacar fueron cuatro: Tola, Fúa, Jasub y Simrón. 2 Los hijos de Tola fueron: Uzi, Refaías, Jeriel, Jajmai, Jibsam y Samuel, jefes de sus casas paternas. De los clanes de Tola fueron contados, según sus generaciones, en el tiempo de David, 22.600 hombres valientes.

3 Los hijos de Uzi fueron: Israjías y los hijos de Israjías que fueron Micael, Abdías, Joel e Isías, cinco jefes en total. 4 Con ellos había 36.000 hombres de guerra según sus clanes y sus casas paternas, porque tuvieron muchas mujeres e hijos.

5 Y sus hermanos, según todos los clanes de Isacar contados en sus registros genealógicos, eran 87.000 hombres valientes.

Descendientes de Benjamín


6 Los hijos de Benjamín fueron tres: Bela, Bequer y Yediael.

7 Los hijos de Bela fueron: Ezbón, Uzi, Uziel, Jerimot e Iri; cinco jefes de casas paternas, hombres valientes; y en sus registros genealógicos fueron contados 22.034.

8 Los hijos de Bequer fueron: Zemira, Joás, Eliezer, Elioenai, Omri, Jerimot, Abías, Anatot y Alémet. Todos éstos fueron hijos de Bequer. 9 Contados en sus registros genealógicos, según sus generaciones, los que eran jefes de sus casas paternas fueron 20.200 hombres valientes.

10 Bilhán fue hijo de Yediael. Y los hijos de Bilhán fueron: Jeús, Benjamín, Ehud, Quenaana, Zetán, Tarsis y Ajisajar. 11 Todos éstos fueron hijos de Yediael, jefes de casas paternas: 17.200 hombres valientes que salían para combatir en la guerra.

12 Supim y Hupim fueron hijos de Ir. Husim fue hijo de Ajer.

Descendientes de Neftalí


13 Los hijos de Neftalí fueron: Yajzeel, Guni, Jezer y Salum, hijos de Bilha.

Descendientes de Manasés


14 Los hijos de Manasés fueron: Asriel, al cual dio a luz su concubina siria. Ella también dio a luz a Maquir, padre de Galaad. 15 Maquir tomó mujer para Hupim y Supim. Su hermana se llamaba Maaca. El nombre del segundo era Zelofejad, quien sólo tuvo hijas.

16 Maaca, mujer de Maquir, dio a luz otro hijo y lo llamó Peres. El nombre de su hermano fue Seres, cuyos hijos fueron Ulam y Requem. 17 Hijo de Ulam fue Bedán. Estos fueron hijos de Galaad hijo de Maquir, hijo de Manasés. 18 Su hermana Hamolequet dio a luz a Isjod, a Abiezer y a Majla. 19 Los hijos de Semida fueron: Ajián, Siquem, Licji y Aniam.

Descendientes de Efraín


20 Los hijos de Efraín fueron: Sutélaj, Bequer su hijo, Tajat su hijo, Elada su hijo, Tajat su hijo, 21 Zabad su hijo, Sutélaj su hijo, Ezer y Elad. Pero los hombres de Gat, naturales de aquella tierra, los mataron, porque bajaron para quitarles sus ganados. 22 Entonces su padre Efraín hizo duelo durante muchos días, y sus hermanos fueron a consolarlo.

23 Después se unió a su mujer, y ella concibió y dio a luz un hijo, al cual le puso por nombre Bería, porque había estado en aflicción en su casa. 24 Su hija fue Seera, la cual edificó Bet-jorón Baja y Alta, y Uzen-seera. 25 Réfaj fue su hijo, Resef su hijo, Télaj su hijo, Taján su hijo, 26 Ladán su hijo, Amihud su hijo, Elisama su hijo, 27 Nun su hijo y Josué su hijo.

28 Su posesión y sus lugares de residencia fueron Betel con sus aldeas, Naarán hacia el este, y Gezer con sus aldeas hacia el oeste. Asimismo, Siquem con sus aldeas, hasta Gaza con sus aldeas. 29 Y junto al territorio de los hijos de Manasés, Bet-seán con sus aldeas, Taanac con sus aldeas, Meguido con sus aldeas y Dor con sus aldeas. En estos lugares habitaron los hijos de José hijo de Israel.

Descendientes de Aser


30 Los hijos de Aser fueron: Imna, Isva, Isvi, Bería y su hermana Séraj. 31 Los hijos de Bería fueron Heber y Malquiel, el cual fue padre de Birzavit. 32 Heber engendró a Jaflet, a Semer, a Hotam y a Súa, la hermana de ellos. 33 Los hijos de Jaflet fueron: Pasac, Bimhal y Asvat; éstos fueron hijos de Jaflet. 34 Los hijos de Semer fueron: Aji, Rohga, Juba y Aram. 35 Los hijos de su hermano Helem fueron: Zófaj, Imna, Seles y Amal. 36 Los hijos de Zófaj fueron: Súa, Harnefer, Sual, Beri, Imra, 37 Beser, Hod, Sama, Silsa, Jeter y Beera. 38 Los hijos de Jeter fueron: Jefone, Pispa y Ara. 39 Los hijos de Ula fueron: Araj, Haniel y Rizia.

40 Todos éstos fueron hijos de Aser, jefes de casas paternas, escogidos y valerosos soldados, jefes de príncipes. Y contados en sus registros genealógicos, para el servicio en la batalla, fueron 26.000 hombres.

Descendientes de Benjamín


8 Benjamín engendró a Bela su primogénito, a Asbel el segundo, a Ajara el tercero, 2 a Noja el cuarto y a Rafa el quinto. 3 Los hijos de Bela fueron: Adar, Gera, Abihud, 4 Abisúa, Naamán, Ajóaj, 5 Gera, Sefufán y Huram.

6 Estos son los hijos de Ehud (éstos fueron jefes de casas paternas que habitaron en Geba y fueron llevados cautivos a Manajat): 7 Naamán, Ajías y Gera. Este los condujo cautivos y engendró a Uza y a Ajihud.

8 Sajaraim engendró hijos en los campos de Moab, después que repudió a Husim y a Baara, que eran sus mujeres. 9 De Hodes su mujer engendró a Jobab, a Sibia, a Mesa, a Malcam, 10 a Jeuz, a Saquías y a Mirma. Estos fueron sus hijos, jefes de casas paternas. 11 También de Husim engendró a Abitob y a Elpaal. 12 Los hijos de Elpaal fueron: Heber, Misam, Semed (el cual edificó Ono y Lod con sus aldeas), 13 Bería y Sema, que fueron jefes de las casas paternas de los habitantes de Ajalón, y echaron a los habitantes de Gat.

14 Ajío, Sasac, Jeremot, 15 Zebadías, Arad, Ader, 16 Micael, Ispa y Yoja fueron hijos de Bería.

17 Zebadías, Mesulam, Hizqui, Heber, 18 Ismerai, Jeslías y Jobab fueron hijos de Elpaal.

19 Jaquim, Zicri, Zabdi, 20 Elioenai, Ziletai, Eliel, 21 Adaías, Beraías y Simrat fueron hijos de Simei.

22 Ispán, Heber, Eliel, 23 Abdón, Zicri, Hanán, 24 Ananías, Elam, Anatotías, 25 Ifdaías y Penuel fueron hijos de Sasac.

26 Samserai, Sejarías, Atalías, 27 Jaresías, Elías y Zicri fueron hijos de Jerojam.

28 Estos fueron jefes de las casas paternas, según sus generaciones, y estos jefes habitaron en Jerusalén.

29 Y en Gabaón habitaba el padre de Gabaón. El nombre de su mujer era Maaca. 30 Su hijo primogénito fue Abdón; luego nacieron Zur, Quis, Baal, Nadab, 31 Gedor, Ajío, Zacarías 32 y Miclot, quien engendró a Simea. Ellos también habitaban en Jerusalén con sus hermanos, frente a ellos.

33 Ner engendró a Quis, y Quis engendró a Saúl. Saúl engendró a Jonatán, a Malquisúa, a Abinadab y a Es-baal. 34 Merib-baal fue hijo de Jonatán; y Merib-baal engendró a Micaías. 35 Los hijos de Micaías fueron: Pitón, Melec, Tarea y Acaz. 36 Acaz engendró a Joada; y Joada engendró a Alémet, a Azmávet y a Zimri. Zimri engendró a Mosa. 37 Mosa engendró a Bina, cuyo hijo fue Rafa, cuyo hijo fue Elasa, cuyo hijo fue Azel. 38 Los hijos de Azel fueron seis, cuyos nombres fueron: Azricam, Bocru, Ismael, Searías, Abdías y Hanán; todos éstos fueron hijos de Azel.

39 Los hijos de Esec, su hermano, fueron: Ulam su primogénito, Jeús el segundo y Elifelet el tercero. 40 Los hijos de Ulam fueron hombres valientes, que manejaban el arco, los cuales tuvieron muchos hijos y nietos, 150 en total. Todos éstos fueron de los hijos de Benjamín.

9 Todo Israel fue registrado según las genealogías. He aquí que están inscritos en el libro de los reyes de Israel.

Jefes que volvieron del cautiverio


Los de Judá fueron llevados cautivos a Babilonia por su infidelidad. 2 Los primeros que volvieron a habitar en sus propiedades, en sus ciudades, fueron los israelitas, los sacerdotes, los levitas y los servidores del templo.

3 En Jerusalén se establecieron algunos de los hijos de Judá, de los hijos de Benjamín, y de los hijos de Efraín y de Manasés: 4 Utai hijo de Amihud, hijo de Omri, hijo de Imri, hijo de Bani, de los hijos de Fares, hijo de Judá. 5 De los silonitas, Asaías el primogénito y sus hijos. 6 De los hijos de Zéraj, Jeuel y sus hermanos; fueron 690.

7 De los hijos de Benjamín: Salú hijo de Mesulam, hijo de Hodavías, hijo de Hasenúa; 8 Ibneías hijo de Jerojam; Ela hijo de Uzi, hijo de Micri; Mesulam hijo de Sefatías, hijo de Reuel, hijo de Ibnías; 9 y sus hermanos, según sus generaciones; fueron 956. Todos estos hombres fueron jefes de familia en sus casas paternas.

10 De los sacerdotes: Jedaías, Joyarib, Jaquín; 11 Azarías hijo de Hilquías, hijo de Mesulam, hijo de Sadoc, hijo de Merayot, hijo de Ajitob, principal de la casa de Dios; 12 Adaías hijo de Jerojam, hijo de Pasjur, hijo de Malquías; Masai hijo de Adiel, hijo de Jazera, hijo de Mesulam, hijo de Mesilemit, hijo de Imer; 13 y sus hermanos, jefes de sus casas paternas; fueron 1.760, hombres de valor para la obra del servicio de la casa de Dios.

14 De los levitas: Semaías hijo de Hasub, hijo de Azricam, hijo de Hasabías, de los hijos de Merari; 15 Bacbacar, Heres, Galal; Matanías hijo de Micaías, hijo de Zicri, hijo de Asaf; 16 Abdías hijo de Semaías, hijo de Galal, hijo de Jedutún; Berequías hijo de Asa, hijo de Elcana, el cual habitó en las aldeas de los netofatitas.

17 Y los porteros fueron: Salum, Acub, Talmón, Ajimán y sus hermanos. Salum era el jefe. 18 Hasta ahora están estos porteros de los campamentos de los hijos de Leví en la puerta del rey, que está al este. 19 Salum hijo de Coré, hijo de Ebiasaf, hijo de Coré; y sus hermanos los coreítas, de su casa paterna, estuvieron a cargo de la obra del servicio, guardando las puertas del tabernáculo, así como sus padres guardaron la entrada del campamento de Jehovah. 20 Fineas hijo de Eleazar fue previamente el principal de ellos, y Jehovah estaba con él. 21 Zacarías hijo de Meselemías era portero a la entrada del tabernáculo de reunión. 22 Todos estos escogidos para ser guardias de las puertas eran 212 cuando fueron contados en sus aldeas, según sus registros genealógicos. A ellos los instalaron en sus funciones David y Samuel el vidente. 23 Así ellos y sus hijos fueron porteros por turno en la casa de Jehovah, es decir, en la casa del tabernáculo. 24 Los porteros estaban en los cuatro puntos cardinales: en el este, en el oeste, en el norte y en el sur. 25 Sus hermanos que estaban en sus aldeas venían de tiempo en tiempo, para estar con éstos durante siete días. 26 Pero los cuatro jefes de los porteros, que eran levitas, estaban en puestos de confianza, a cargo de las cámaras y de los tesoros de la casa de Dios. 27 Estos pasaban la noche alrededor de la casa de Dios, porque estaban encargados de guardarla y de abrirla cada mañana.

28 Algunos de ellos estaban encargados de los utensilios para el culto, los cuales eran contados cuando los guardaban y contados cuando los sacaban. 29 Otros habían sido encargados de los utensilios, de todos los utensilios del santuario, de la harina, del vino, del aceite, del incienso y de las especias aromáticas. 30 Algunos de los hijos de los sacerdotes preparaban la mezcla de las especias aromáticas. 31 Matatías, uno de los levitas, primogénito de Salum el coreíta, estaba encargado de las cosas que se preparaban en la sartén. 32 Algunos de los hijos de Cohat y de sus hermanos estaban encargados del pan de la presentación, el cual ponían en orden cada sábado.

33 Y los que eran cantores, jefes de casas paternas de los levitas, estaban en las cámaras, exentos de otros servicios; porque de día y de noche estaban en este quehacer. 34 Estos eran jefes de casas paternas de los levitas, según sus generaciones. Estos jefes habitaban en Jerusalén.

La familia de Saúl


35 En Gabaón habitaba Jeiel, padre de Gabaón. El nombre de su mujer era Maaca. 36 Su hijo primogénito fue Abdón; luego nacieron Zur, Quis, Baal, Ner, Nadab, 37 Gedor, Ajío, Zacarías y Miclot. 38 Miclot engendró a Simeam. Ellos también habitaban en Jerusalén con sus hermanos, frente a ellos.

39 Ner engendró a Quis, y Quis engendró a Saúl. Saúl engendró a Jonatán, a Malquisúa, a Abinadab y a Es-baal. 40 Merib-baal fue hijo de Jonatán. Y Merib-baal engendró a Micaías. 41 Los hijos de Micaías fueron: Pitón, Melec, Tarea y Acaz. 42 Acaz engendró a Joada; Joada engendró a Alémet, a Azmávet y a Zimri. Zimri engendró a Mosa; 43 Mosa engendró a Bina, cuyo hijo fue Refaías, cuyo hijo fue Elasa, cuyo hijo fue Azel. 44 Los hijos de Azel fueron seis, cuyos nombres son: Azricam, Bocru, Ismael, Searías, Abdías y Hanán. Estos fueron los hijos de Azel.

Muerte de Saúl y de sus hijos


10 Los filisteos combatieron contra Israel, y los hombres de Israel huyeron delante de los filisteos y cayeron muertos en el monte Gilboa. 2 Los filisteos persiguieron de cerca a Saúl y a sus hijos; y mataron a Jonatán, a Abinadab y a Malquisúa, hijos de Saúl.

3 La batalla arreció contra Saúl, y los que tiran con el arco lo encontraron; y fue herido gravemente por los arqueros. 4 Entonces Saúl dijo a su escudero: "Saca tu espada y atraviésame con ella, no sea que vengan esos incircuncisos y hagan mofa de mí." Pero su escudero no quiso, porque tenía mucho miedo. Entonces Saúl tomó la espada y se dejó caer sobre ella. 5 Al ver su escudero que Saúl estaba muerto, él también se dejó caer sobre su espada y murió. 6 Así murió Saúl, y sus tres hijos y todos los de su casa murieron junto con él. 7 Y al ver todos los hombres de Israel que estaban en el valle que los de Israel habían huido, y que Saúl y sus hijos habían muerto, abandonaron sus ciudades y huyeron. Entonces los filisteos fueron y habitaron en ellas.

8 Aconteció que al día siguiente, cuando los filisteos fueron para despojar a los muertos, hallaron a Saúl y a sus hijos caídos en el monte Gilboa. 9 Le despojaron, tomaron su cabeza y sus armas, y enviaron mensajeros por toda la tierra de los filisteos para dar la buena noticia a sus ídolos y al pueblo. 10 Después pusieron sus armas en el templo de sus dioses, y clavaron su cabeza en el templo de Dagón.

11 Cuando todos los de Jabes, en Galaad, oyeron todo lo que los filisteos habían hecho con Saúl, 12 todos los hombres valientes se levantaron y tomaron el cadáver de Saúl y los cadáveres de sus hijos, y los llevaron a Jabes. Enterraron sus restos debajo de la encina en Jabes y ayunaron siete días.

13 Así murió Saúl por la infidelidad que cometió contra Jehovah, respecto a la palabra de Jehovah, la cual no guardó, y porque consultó a quien evoca a los muertos pidiendo consejo, 14 en lugar de pedir consejo a Jehovah. Por esta causa él le hizo morir y transfirió el reino a David hijo de Isaí.

David es proclamado rey de Israel


11 Entonces todos los de Israel acudieron a David, en Hebrón, y le dijeron: "He aquí, nosotros somos hueso tuyo y carne tuya. 2 En tiempos pasados, cuando Saúl aún reinaba, tú eras quien sacaba y hacía volver a Israel. Y Jehovah tu Dios te dijo: ’Tú pastorearás a mi pueblo Israel, y serás el soberano de mi pueblo Israel.’ "

3 Fueron, pues, todos los ancianos de Israel al rey, en Hebrón. Y David hizo un pacto con ellos en Hebrón, delante de Jehovah. Entonces ungieron a David como rey sobre Israel, conforme a la palabra de Jehovah por medio de Samuel.

David toma la fortaleza de Sion


4 Entonces David, con todo Israel, fue a Jerusalén, la cual es Jebús, donde estaban los jebuseos, habitantes de aquella tierra. 5 Y los habitantes de Jebús dijeron a David: "Tú no entrarás acá." Sin embargo, David tomó la fortaleza de Sion, que es la Ciudad de David. 6 Y dijo David: "El que ataque primero a los jebuseos será cabeza y jefe." Entonces Joab, hijo de Sarvia, subió primero y fue hecho jefe.

7 David habitó en la fortaleza, y por eso la llamaron la Ciudad de David. 8 El edificó la ciudad alrededor, desde Milo hasta los alrededores. Y Joab restauró el resto de la ciudad.

9 David iba engrandeciéndose más y más, y Jehovah de los Ejércitos estaba con él.

Los tres valientes de David


10 Estos son los principales de los valientes que tenía David, los que junto con todo Israel le dieron apoyo en su reinado, para hacerle rey, conforme a la palabra de Jehovah respecto a Israel. 11 Esta es la lista de los valientes que tenía David:

Jasobeam hijo de Hacmoni era jefe de los treinta. El blandió su lanza contra 300, y los mató de una sola vez.

12 Después de él estaba Eleazar hijo de Dodo, el ajojita. El era uno de los tres valientes, 13 que estaba con David en Pas-damim cuando los filisteos se reunieron allí para la batalla.

Había una parcela de tierra llena de cebada. El pueblo había huido ante los filisteos, 14 pero él se puso firme en medio de la parcela y la defendió, derrotando a los filisteos. Y Jehovah les dio una gran victoria.

15 Tres de los treinta principales descendieron hasta la peña donde estaba David, en la cueva de Adulam, mientras el ejército de los filisteos acampaba en el valle de Refaím. 16 David estaba entonces en la fortaleza, y un destacamento de los filisteos estaba en Belén. 17 Entonces David sintió un vivo deseo y dijo: "¡Quién me diera de beber agua de la cisterna de Belén, que está junto a la puerta!"

18 Entonces los tres irrumpieron en el campamento de los filisteos y sacaron agua de la cisterna de Belén, que estaba junto a la puerta. Se la llevaron y la presentaron a David. Pero David no la quiso beber, sino que la derramó como una libación a Jehovah, diciendo: 19 "¡Lejos esté de mí, oh Dios mío, el hacer esto! ¿He de beber yo la sangre de estos hombres que fueron con riesgo de sus vidas? Porque la han traído con riesgo de sus vidas." Y no quiso beberla. Estas cosas hicieron los tres valientes.

Los treinta valientes de David


20 Abisai, hermano de Joab, era el jefe de los treinta. El blandió su lanza contra 300 y los mató, y tuvo renombre junto con los tres. 21 Entre los treinta, él era el más respetado y fue su jefe; pero no fue incluido entre los tres.

22 Benaías hijo de Joyada era hijo de un hombre valeroso de Cabseel, de grandes hazañas. El mató a los dos héroes de Moab. El descendió y mató un león dentro de una cisterna, un día de nieve. 23 El también mató a un egipcio, hombre de 5 codos de estatura. El egipcio tenía en su mano una lanza como un rodillo de telar, y Benaías salió a su encuentro con un palo, pero arrebató la lanza de la mano del egipcio y lo mató con su propia lanza. 24 Estas cosas hizo Benaías hijo de Joyada y tuvo renombre junto con los tres valientes. 25 He aquí que era el más respetado de los treinta, pero no llegó a estar entre los tres. David lo puso al frente de su guardia personal.

26 Y los valientes eran: Asael, hermano de Joab; Eljanán hijo de Dodo, de Belén; 27 Samot el harorita; Heles el pelonita; 28 Ira hijo de Iques, de Tecoa; Abiezer, de Anatot; 29 Sibecai, de Husa; Ilai el ajojita; 30 Maharai, de Netofa; Heled hijo de Baaná, de Netofa; 31 Itai hijo de Ribai, de Gabaa de los hijos de Benjamín; Benaías, de Piratón; 32 Hurai, de los arroyos de Gaas; Abiel, de Arabá; 33 Azmávet el barjumita; Eliaba, de Saalbín; 34 los hijos de Hasem el gizonita; Jonatán hijo de Sage el hararita; 35 Ajiam hijo de Sacar el hararita; Elifal hijo de Ur; 36 Hefer el mequeratita; Ajías el pelonita; 37 Hezro, de Carmel; Naarai hijo de Ezbai; 38 Joel, hermano de Natán; Mibjar hijo de Hagrai; 39 Selec el amonita; Najarai, de Beerot, escudero de Joab, hijo de Sarvia; 40 Ira, de Jatir; Gareb, de Jatir; 41 Urías el heteo; Zabad hijo de Ajlai; 42 Adina hijo de Siza el rubenita, jefe de los rubenitas, y treinta con él; 43 Hanán, hijo de Maaca; Josafat el mitnita; 44 Uzías, de Astarot; Sama y Jeiel, hijos de Hotam, de Aroer; 45 Yediael hijo de Simri y su hermano Yoja el tizita; 46 Eliel, de Majanaim; Jeribai y Josavías, hijos de Elnaam; Itma el moabita; 47 Eliel, Obed y Jaasiel el mesobaíta.

Componentes de la tropa de David


12 Estos son los que fueron hasta David en Siclag, cuando él estaba exiliado por causa de Saúl hijo de Quis. Ellos estaban entre los valientes que le ayudaron en la batalla. 2 Estaban armados con arcos y usaban tanto la mano derecha como la izquierda para tirar piedras con la honda y flechas con el arco.

De los hermanos de Saúl, de Benjamín: 3 El jefe Ajiezer y Joás, hijos de Semaa, de Gabaa; Jeziel y Pelet, hijos de Azmávet; Beraca y Jehú el anatotita; 4 Ismaías, de Gabaón, valiente entre los treinta y jefe de los treinta; Jeremías, Yajaziel, Johanán; Jozabad, de Gedera; 5 Eluzai, Jerimot, Bealías, Semarías, Sefatías el harifita, 6 Elcana, Isías, Azareel, Joezer y Jasobeam, coreítas; 7 Joela y Zebadías, hijos de Jerojam, de Gedor.

8 También de los de Gad se pasaron a David en la fortaleza en el desierto algunos guerreros valientes, hombres entrenados para la batalla, que manejaban el escudo y la lanza. Sus caras eran como caras de leones, y eran veloces como las gacelas sobre las montañas. Ellos eran: 9 Ezer el jefe, Abdías el segundo, Eliab el tercero, 10 Mismana el cuarto, Jeremías el quinto, 11 Atai el sexto, Eliel el séptimo, 12 Johanán el octavo, Elzabad el noveno, 13 Jeremías el décimo, y Macbanai el undécimo. 14 Estos fueron jefes del ejército de los hijos de Gad. El menor podía hacer frente a cien hombres; y el mayor, a mil. 15 Estos fueron los que cruzaron el Jordán en el mes primero, cuando se había desbordado sobre todas sus riberas; e hicieron huir a todos los de los valles al oriente y al occidente.

16 Asimismo, algunos de los hijos de Benjamín y de Judá fueron a David, a la fortaleza. 17 David salió a recibirles y les habló diciendo:

-Si habéis venido a mí con actitud pacífica y para ayudarme, estoy listo para tener alianza con vosotros. Pero si es para traicionarme a favor de mis enemigos, estando mis manos libres de violencia, que el Dios de nuestros padres lo vea y lo demande.

18 Entonces el Espíritu invistió a Amasai, jefe de los treinta, quien dijo:

-¡Por ti, oh David, y contigo, oh hijo de Isaí! ¡Paz! ¡Paz contigo, y paz con los que te ayudan, porque tu Dios también te ayuda!

David los aceptó y los puso entre los jefes de la tropa.

19 También algunos de Manasés se pasaron a David, cuando éste fue con los filisteos a la batalla contra Saúl. (Pero no les ayudaron, porque por consejo, los gobernantes de los filisteos lo despidieron, diciendo: "¡Con nuestras cabezas se pasará a su señor Saúl!") 20 Así que, al volver a Siclag, se pasaron a él de los de Manasés: Adnaj, Jozabad, Yediael, Micael, Jozabad, Elihú y Ziletai, jefes de millares de Manasés. 21 Estos vinieron en ayuda de David contra la banda armada, porque todos eran hombres valientes. Y llegaron a ser jefes del ejército. 22 Porque día tras día llegaban a David para ayudarle, hasta que se hizo un gran ejército, como un ejército de Dios.

Los que hicieron rey a David en Israel


23 Estos son los totales de los hombres listos para la guerra, que fueron a David, en Hebrón, para transferirle el reino de Saúl, conforme a la palabra de Jehovah:

24 De los hijos de Judá, 6.800 hombres listos para la guerra, los cuales portaban escudo y lanza.

25 De los hijos de Simeón, 7.100 hombres valientes para la guerra.

26 De los hijos de Leví, 4.600. 27 Asimismo, Joyada, jefe de los descendientes de Aarón, y con él, 3.700. 28 También Sadoc, un joven valiente, con 22 jefes de su casa paterna.

29 De los hijos de Benjamín, hermanos de Saúl, 3.000, pues hasta aquel tiempo la mayor parte de ellos guardaban fidelidad a la casa de Saúl.

30 De los hijos de Efraín, 20.800 hombres valientes e ilustres en sus casas paternas.

31 De la media tribu de Manasés, 18.000, que fueron designados por nombre para ir a proclamar rey a David.

32 De los hijos de Isacar, 200 expertos en entender los tiempos, que sabían lo que Israel debía hacer y cuyas órdenes seguían todos sus hermanos.

33 De Zabulón, 50.000 hombres aptos para la guerra, listos para la batalla con todo tipo de armas de guerra, dispuestos a prestar ayuda a David con todo el corazón.

34 De Neftalí, 1.000 principales, y con ellos 37.000 con escudo y lanza.

35 De Dan, 28.600 hombres dispuestos para la batalla.

36 De Aser, 40.000 hombres aptos para la guerra, dispuestos para la batalla.

37 Del otro lado del Jordán, de Rubén, de Gad y de la media tribu de Manasés, 120.000 hombres armados con todo tipo de armas de guerra.

38 Todos estos hombres de guerra, listos para la batalla, fueron a Hebrón con corazón sincero para proclamar a David rey sobre todo Israel. Todos los demás de Israel participaban también del mismo sentir para proclamar rey a David. 39 Y estuvieron allí con David tres días comiendo y bebiendo, porque sus hermanos habían provisto para ellos. 40 También los que les eran vecinos, hasta Isacar, Zabulón y Neftalí, llevaron alimentos en asnos, camellos, mulos y bueyes, provisiones de harina, tortas de higos, tortas de pasas, vino, aceite, vacas y ovejas en abundancia, porque había alegría en Israel.

Intento de llevar el arca a Jerusalén


13 Entonces David consultó con los jefes de millares y de centenas y con todos los oficiales. 2 Y dijo David a toda la congregación de Israel: "Si os parece bien y si es la voluntad de Jehovah nuestro Dios, enviemos mensajeros a todas partes, para llamar a nuestros hermanos que han quedado en todas las tierras de Israel y con ellos a los sacerdotes y levitas que están en sus ciudades y campos de alrededor, para que se reúnan con nosotros, 3 y traigamos hasta nosotros el arca de nuestro Dios, porque en el tiempo de Saúl no le consultamos."

4 Toda la congregación dijo que se hiciese así, porque el asunto pareció bien a todo el pueblo. 5 Entonces David reunió a todo Israel, desde Sijor en Egipto hasta Lebo-hamat, para traer de Quiriat-jearim el arca de Dios.

6 David subió con todo Israel a Baala, es decir, a Quiriat-jearim, que pertenece a Judá, para subir desde allí el arca de Dios, Jehovah, que tiene su trono entre los querubines, sobre la cual es invocado su nombre. 7 Luego colocaron el arca de Dios sobre una carreta nueva, y se la llevaron de la casa de Abinadab. Uza y Ajío guiaban la carreta. 8 David y todo Israel se regocijaban delante de Dios, con todas sus fuerzas, con canciones, arpas, liras, panderetas, címbalos y trompetas.

9 Cuando llegaron a la era de Quidón, Uza extendió su mano al arca para sujetarla, porque los bueyes tropezaron. 10 Entonces el furor de Jehovah se encendió contra Uza, y lo hirió porque había extendido su mano al arca. Y murió allí, delante de Dios.

11 David se disgustó porque Jehovah había irrumpido contra Uza, y llamó aquel lugar Perez-uza, hasta el día de hoy. 12 Aquel día David tuvo temor de Dios y dijo: "¿Cómo he de traer a mí el arca de Dios?" 13 No llevó, pues, David el arca consigo, a la Ciudad de David. Más bien, la desvió a la casa de Obed-edom el geteo. 14 El arca de Dios quedó con la familia de Obed-edom, en su casa, durante tres meses. Y Jehovah bendijo a la familia de Obed-edom y todo lo que tenía.

David edifica su casa


14 Entonces Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David; también madera de cedro, albañiles y carpinteros para edificarle una casa. 2 Entonces David comprendió que Jehovah le había confirmado como rey sobre Israel y que había enaltecido su reino por amor a su pueblo Israel.

Hijos de David nacidos en Jerusalén


3 Entonces David tomó más mujeres en Jerusalén y engendró más hijos e hijas. 4 Estos son los nombres de los que le nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón, 5 Ibjar, Elisúa, Elpelet, 6 Noga, Néfeg, Jafía, 7 Elisama, Beeliada y Elifelet.

David derrota a los filisteos


8 Cuando los filisteos oyeron que David había sido ungido rey sobre todo Israel, subieron todos los filisteos en busca de David. Cuando David oyó esto, salió contra ellos. 9 Los filisteos llegaron y se extendieron por el valle de Refaím. 10 Entonces David consultó a Dios diciendo:

-¿Subiré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano?

Y Jehovah le respondió:

-Sube, porque los entregaré en tu mano.

11 Subieron a Baal-perazim, y allí los derrotó David. Entonces dijo David:

-¡Dios ha irrumpido contra mis enemigos por mi mano, como irrumpen las aguas!

Por eso llamaron el nombre de aquel lugar Baal-perazim. 12 Los filisteos abandonaron allí sus dioses, y David ordenó que fuesen quemados.

13 Los filisteos volvieron a extenderse por el valle. 14 Entonces David volvió a consultar a Dios, y Dios le dijo:

-No subas tras ellos, sino rodéalos y alcánzalos frente a los árboles de bálsamo. 15 Y sucederá que cuando escuches el sonido de una marcha en las copas de los árboles, sal a la batalla; porque Dios saldrá delante de ti para derrotar al ejército de los filisteos.

16 David hizo como Dios le había mandado, y derrotaron al ejército de los filisteos desde Gabaón hasta Gezer. 17 La fama de David se divulgó por todos los países. Y Jehovah hizo que todas las naciones temieran a David.

David traslada el arca a Jerusalén


15 David construyó casas para sí en la Ciudad de David, y edificó un lugar para el arca de Dios y le levantó una tienda. 2 Entonces dijo David: "El arca de Dios no debe ser traída sino por los levitas, porque a ellos ha elegido Jehovah para que lleven el arca de Jehovah y le sirvan perpetuamente."

3 David congregó a todo Israel en Jerusalén para hacer subir el arca de Jehovah al lugar que había preparado para ella. 4 David reunió también a los hijos de Aarón y a los levitas: 5 De los hijos de Cohat el principal era Uriel, y sus hermanos eran 120. 6 De los hijos de Merari, el principal era Asaías, y sus hermanos, 220. 7 De los hijos de Gersón, el principal era Joel, y sus hermanos, 130. 8 De los hijos de Elizafán, el principal era Semaías, y sus hermanos, 200. 9 De los hijos de Hebrón, el principal era Eliel, y sus hermanos, 80. 10 De los hijos de Uziel, el principal era Aminadab, y sus hermanos, 112.

11 Entonces David llamó a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, y a los levitas Uriel, Asaías, Joel, Semaías, Eliel y Aminadab, 12 y les dijo: "Vosotros que sois los jefes de las casas paternas de los levitas, purificaos junto con vuestros hermanos, y haced subir el arca de Jehovah Dios de Israel al lugar que le he preparado. 13 Porque por no haber estado vosotros la primera vez, Jehovah nuestro Dios irrumpió contra nosotros; pues no le consultamos de acuerdo con lo establecido."

14 Los sacerdotes y los levitas se purificaron para traer el arca de Jehovah Dios de Israel. 15 Y los hijos de los levitas trajeron el arca de Dios sobre sus hombros, puesta en las varas, como había mandado Moisés, conforme a la palabra de Jehovah.

16 Asimismo, David dijo a los principales de los levitas que designaran de sus hermanos a cantores, con instrumentos musicales: liras, arpas y címbalos resonantes, y que levantasen la voz con alegría. 17 Entonces los levitas nombraron a Hemán hijo de Joel; y de sus hermanos a Asaf hijo de Berequías; y de los hijos de Merari, sus hermanos, a Eitán hijo de Cusaías. 18 Con ellos estaban sus hermanos, de segundo orden: los porteros Zacarías, Jaaziel, Semiramot, Yejiel, Uni, Eliab, Benaías, Maasías, Matatías, Elifelehu, Micnías, Obed-edom y Jeiel.

19 Los músicos Hemán, Asaf y Eitán hacían sonar címbalos de bronce. 20 Zacarías, Jaaziel, Semiramot, Yejiel, Uni, Eliab, Maasías y Benaías tocaban liras sobre Alamot. 21 Matatías, Elifelehu, Micnías, Obed-edom, Jeiel y Azazías tocaban arpas sobre Seminit, para dirigir. 22 Quenanías, jefe de los levitas, daba instrucciones en el canto, porque era entendido en ello.

23 Berequías y Elcana eran guardianes del arca. 24 Los sacerdotes Sebanías, Josafat, Natanael, Amasai, Zacarías, Benaías y Eliezer tocaban las trompetas delante del arca de Dios. Obed-edom y Yejías eran también guardianes del arca.

25 Entonces David, los ancianos de Israel y los jefes de los millares fueron para hacer subir con regocijo el arca del pacto de Jehovah desde la casa de Obed-edom. 26 Y sucedió que cuando Dios ayudó a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehovah, ellos sacrificaron siete toros y siete carneros. 27 David estaba vestido con una túnica de lino fino, así como todos los levitas que llevaban el arca, los cantores y Quenanías, el director del canto de los cantores. David llevaba también un efod de lino sobre sí. 28 De esta manera, todo Israel subía el arca del pacto de Jehovah, con gritos de júbilo y con sonido de corneta, con trompetas, con címbalos resonantes, con liras y con arpas.

29 Y sucedió que cuando el arca del pacto de Jehovah llegó a la Ciudad de David, Mical hija de Saúl miró por la ventana; y al ver al rey David bailando y regocijándose, lo menospreció en su corazón.

16 Así trajeron el arca de Dios y la colocaron en medio de la tienda que David había erigido para ella. Luego ofrecieron holocaustos y sacrificios de paz delante de Dios.

2 Cuando David acabó de ofrecer los holocaustos y los sacrificios de paz, bendijo al pueblo en el nombre de Jehovah. 3 Entonces repartió a todos los de Israel, tanto a hombres como a mujeres, a cada uno una torta de pan, una de dátiles y una de pasas.

4 También puso delante del arca de Jehovah a servidores de entre los levitas para que invocasen, dieran gracias y alabasen a Jehovah Dios de Israel: 5 Asaf era el jefe; el segundo después de él era Zacarías; y luego Jeiel, Semiramot, Yejiel, Matatías, Eliab, Benaías, Obed-edom y Jeiel, con instrumentos, arpas y liras. Asaf tocaba los címbalos resonantes. 6 También los sacerdotes Benaías y Yajaziel tocaban continuamente las trompetas delante del arca del pacto de Dios.

7 Aquel mismo día, por primera vez, David ordenó cantar este salmo de acción de gracias a Jehovah, por medio de Asaf y sus hermanos:

Salmo de acción de gracias


8 ¡Dad gracias a Jehovah!

¡Invocad su nombre!

Dad a conocer entre los pueblos sus hazañas.

9 Cantadle, cantadle salmos;

hablad de todas sus maravillas.

10 Gloriaos en su santo nombre;

alégrese el corazón de los que buscan a Jehovah.

11 Buscad a Jehovah y su poder;

buscad continuamente su rostro.

12 Acordaos de las maravillas que ha hecho,

de sus prodigios y de los juicios de su boca,

13 oh vosotros, descendientes de Israel, su siervo;

hijos de Jacob, sus escogidos.


14 El es Jehovah, nuestro Dios;

en toda la tierra están sus juicios.

15 Acordaos para siempre de su pacto

-de la palabra que mandó para mil generaciones-,

16 el cual hizo con Abraham,

y de su juramento a Isaac.

17 El lo confirmó a Jacob por estatuto,

como pacto sempiterno a Israel,

18 diciendo: "A ti daré la tierra de Canaán,

como la porción que poseeréis."


19 Cuando eran pocos en número,

muy pocos y forasteros en ella;

20 cuando andaban de nación en nación

y de un reino a otro pueblo,

21 no permitió que nadie los oprimiese;

más bien, por causa de ellos castigó a reyes.

22 Dijo: "¡No toquéis a mis ungidos,

ni hagáis mal a mis profetas!"


23 ¡Cantad a Jehovah, toda la tierra!

Anunciad de día en día su salvación.

24 Contad entre las naciones su gloria,

entre todos los pueblos sus maravillas;

25 porque grande es Jehovah,

y digno de suprema alabanza.

El es temible sobre todos los dioses;

26 porque todos los dioses de los pueblos son ídolos,

pero Jehovah hizo los cielos.

27 Gloria y esplendor hay delante de él;

poder y alegría hay en su morada.


28 Dad a Jehovah, oh familias de pueblos,

dad a Jehovah la gloria y el poder.

29 Dad a Jehovah la gloria debida a su nombre;

traed ofrendas y venid ante su presencia;

adorad a Jehovah en la hermosura de la santidad;

30 tiemble ante su presencia toda la tierra.

Ciertamente ha afirmado el mundo,

y no será movido.


31 ¡Alégrense los cielos, y gócese la tierra!

Que digan entre las naciones:

"¡Jehovah reina!"

32 ¡Ruja el mar y su plenitud!

¡Regocíjese el campo,

y todo lo que hay en él!

33 Entonces cantarán con júbilo

los árboles del bosque

delante de Jehovah,

porque él viene para juzgar la tierra.


34 ¡Alabad a Jehovah, porque es bueno;

porque para siempre es su misericordia!

35 Y decid: "¡Sálvanos, oh Dios de nuestra salvación!

Reúnenos y líbranos de las naciones,

para que confesemos tu santo nombre,

para que nos gloriemos en tus alabanzas."

36 ¡Bendito sea Jehovah Dios de Israel,

desde la eternidad hasta la eternidad!


Y todo el pueblo dijo: "¡Amén!" Y alabó a Jehovah.

Los que servían en el tabernáculo


37 David dejó allí, delante del arca del pacto de Jehovah, a Asaf y a sus hermanos, para que sirviesen continuamente delante del arca, e hicieran cada cosa en su día; 38 también a Obed-edom y a sus sesenta y ocho hermanos. Y puso como porteros a Obed-edom hijo de Jedutún y a Hosa.

39 Asimismo, puso al sacerdote Sadoc y a sus hermanos los sacerdotes delante del tabernáculo de Jehovah que estaba en el lugar alto de Gabaón, 40 para que ofrecieran holocaustos a Jehovah continuamente en el altar del holocausto, al amanecer y al atardecer, conforme a todo lo que está escrito en la ley de Jehovah que él mandó a Israel. 41 Con ellos estaban Hemán, Jedutún y otros escogidos que fueron designados por nombre, para alabar a Jehovah, porque para siempre es su misericordia. 42 Con ellos estaban Hemán y Jedutún con trompetas, címbalos resonantes y otros instrumentos para el canto de Dios. Y los hijos de Jedutún fueron designados para la puerta.

43 Después todo el pueblo se fue, cada uno a su casa, y David se volvió para bendecir su casa.

Dios promete a David una casa estable


17 Aconteció que cuando David ya habitaba en su casa, David dijo al profeta Natán:

-He aquí, yo habito en una casa de cedro, mientras que el arca del pacto de Jehovah está bajo una tienda.

2 Y Natán dijo a David:

-Haz todo lo que hay en tu corazón, porque Dios está contigo.

3 Pero aconteció que aquella noche vino la palabra de Dios a Natán, diciendo: 4 "Vé y di a mi siervo David que así ha dicho Jehovah: ’No serás tú el que me edifique una casa en la que yo habite.’ 5 Ciertamente no he habitado en una casa desde el día en que hice subir a Israel, hasta el día de hoy. Más bien, he estado de tienda en tienda, y de tabernáculo en tabernáculo. 6 Dondequiera que he peregrinado con todo Israel, ¿acaso he dicho una palabra a alguno de los jueces de Israel, al que comisioné para apacentar a mi pueblo, preguntando: ’¿Por qué no me habéis edificado una casa de cedro?’

7 "Ahora pues, dirás a mi siervo David que así ha dicho Jehovah de los Ejércitos: ’Yo te tomé del prado, de detrás del rebaño, para que fueras el soberano de mi pueblo Israel. 8 He estado contigo por dondequiera que has andado. He eliminado a todos tus enemigos de tu presencia, y haré que tu nombre sea como el nombre de los grandes de la tierra. 9 Asimismo, dispondré un lugar para mi pueblo Israel y lo plantaré para que habite en su lugar sin que sea molestado más, ni los inicuos vuelvan a consumirlo como al comienzo, 10 desde los días en que constituí jueces sobre mi pueblo Israel. Y yo doblegaré a todos tus enemigos.

" ’Además, te declaro que Jehovah te edificará casa a ti. 11 Sucederá que cuando se cumplan tus días para que vayas a estar con tus padres, yo levantaré después de ti a un descendiente tuyo, que será uno de tus hijos, y afirmaré su reino. 12 El me edificará una casa, y yo estableceré su trono para siempre. 13 Yo seré para él, padre; y él será para mí, hijo. Y no quitaré de él mi misericordia, como la quité de aquel que te antecedió. 14 Lo estableceré en mi casa y en mi reino para siempre, y su trono será estable para siempre."

15 Natán habló a David conforme a todas estas palabras y conforme a toda esta visión.

David alaba a Dios por su promesa


16 Entonces entró el rey David, se sentó delante de Jehovah y dijo: "Oh Jehovah Dios, ¿quién soy yo, y qué es mi casa para que me hayas traído hasta aquí? 17 Y esto te ha parecido poco, oh Dios, pues has hablado del futuro de la casa de tu siervo, y me has mirado a mí como a uno de los hombres más excelsos, oh Jehovah Dios. 18 ¿Qué más puede añadir David ante ti, por haber honrado a tu siervo? Pues tú conoces a tu siervo, 19 oh Jehovah. A favor de tu siervo y conforme a tu corazón, has realizado toda esta gran cosa para dar a conocer todas estas grandezas. 20 Oh Jehovah, no hay nadie como tú, ni hay Dios aparte de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos.

21 "¿Y qué otra nación hay en la tierra como tu pueblo Israel, al cual Dios fue para rescatarlo como pueblo para sí, a fin de darte renombre mediante hechos grandes y temibles, al expulsar las naciones ante tu pueblo que rescataste de Egipto? 22 Has puesto a tu pueblo Israel como pueblo tuyo para siempre; y tú, oh Jehovah, has venido a ser su Dios.

23 "Ahora pues, oh Jehovah, sea firme para siempre la palabra que has hablado acerca de tu siervo y de su casa, y haz tal como has dicho. 24 Sea firme y engrandecido tu nombre para siempre, a fin de que se diga: ’Jehovah de los Ejércitos, Dios de Israel, es Dios de Israel.’ Que la casa de tu siervo David sea estable delante de ti; 25 porque tú, oh Dios mío, has revelado al oído de tu siervo que le has de edificar casa. Por esto, tu siervo ha hallado valor para orar en tu presencia. 26 Ahora pues, oh Jehovah, tú eres Dios, y has prometido este bien a tu siervo. 27 Y ahora, ten a bien bendecir a la casa de tu siervo, a fin de que permanezca para siempre delante de ti. Porque tú, oh Jehovah, la has bendecido, y será bendita para siempre."

Victorias militares de David


18 Aconteció después de esto que David derrotó a los filisteos y los sometió. Entonces tomó Gat y sus aldeas de mano de los filisteos.

2 También derrotó a los moabitas, y los moabitas fueron hechos siervos de David y le llevaban tributo.

3 También derrotó David a Hadad-ezer, rey de Soba, en Hamat, cuando éste iba a establecer su dominio hasta el río Eufrates. 4 David le capturó 1.000 carros, 7.000 hombres de a caballo y 20.000 hombres de infantería. Y desjarretó David todos los caballos de los carros, pero dejó de ellos los de 100 carros. 5 Los sirios de Damasco fueron para ayudar a Hadad-ezer, rey de Soba; y David hirió a 22.000 hombres de los sirios. 6 Después David instaló puestos militares entre los sirios de Damasco. Así llegaron los sirios a ser siervos de David y le llevaban tributo.

Y Jehovah daba la victoria a David por dondequiera que iba.

7 David tomó los escudos de oro que llevaban los servidores de Hadad-ezer y los trajo a Jerusalén. 8 Asimismo, David tomó gran cantidad de bronce de Tibjat y de Cun, ciudades de Hadad-ezer, con que Salomón hizo la fuente de bronce, las columnas y los utensilios de bronce.

9 Cuando Tou, rey de Hamat, oyó que David había derrotado a todo el ejército de Hadad-ezer, rey de Soba, 10 envió a su hijo Adoram al rey David para saludarlo y felicitarlo por haber combatido contraHadad-ezer y por haberlo derrotado, porque Tou estaba en guerra con Hadad-ezer. Le envió toda clase de objetos de oro, de plata y de bronce, 11 que el rey David también consagró a Jehovah, junto con la plata y el oro que había tomado de todas las naciones: de Edom, de Moab, de los hijos de Amón, de los filisteos y de Amalec.

12 También Abisai, hijo de Sarvia, derrotó a 18.000 hombres de Edom en el Valle de la Sal. 13 El instaló puestos militares en Edom, y todos los edomitas llegaron a ser siervos de David.

Y Jehovah daba la victoria a David por dondequiera que iba.

Oficiales de David


14 David reinaba sobre todo Israel y practicaba el derecho y la justicia con todo su pueblo. 15 Joab, hijo de Sarvia, estaba al mando del ejército. Josafat hijo de Ajilud era el cronista. 16 Sadoc hijo de Ajitob y Abimelec hijo de Abiatar eran los sacerdotes; Savsa era el escriba; 17 Benaías hijo de Joyada estaba al mando de los quereteos y de los peleteos. Y los hijos de David eran los primeros al lado del rey.

El rey de Amón afrenta a David


19 Aconteció después de esto que murió Najas, rey de los hijos de Amón, y su hijo reinó en su lugar. 2 Entonces David pensó: "Mostraré bondad a Hanún hijo de Najas, porque su padre mostró bondad conmigo."

David envió mensajeros para darle el pésame por la muerte de su padre. Pero cuando los servidores de David llegaron a la tierra de los hijos de Amón, para dar el pésame a Hanún, 3 los jefes de los hijos de Amón dijeron a Hanún: "¿Te parece que David está honrando a tu padre, porque te ha enviado personas que te den el pésame? ¿No habrán venido a ti sus servidores para reconocer, explorar y espiar el país?"

4 Entonces Hanún tomó a los servidores de David, les rapó, cortó sus vestidos por la mitad, hasta el trasero, y los despidió.

5 Fueron e informaron a David acerca de aquellos hombres, y él envió a encontrarles, porque los hombres estaban sumamente avergonzados. El rey mandó que les dijeran: "Permaneced en Jericó hasta que os crezca la barba, y entonces volved."

Derrota de la coalición siroamonita


6 Al ver los hijos de Amón que se habían hecho odiosos a David, Hanún y los hijos de Amón enviaron 1.000 talentos de plata para tomar a sueldo carros y jinetes de Siria mesopotámica y de los sirios de Maaca y de Soba. 7 Alquilaron 32.000 carros y al rey de Maaca con su pueblo, los cuales vinieron y acamparon frente a Medeba. Los hijos de Amón se reunieron desde sus ciudades y fueron a la batalla. 8 Cuando David oyó esto, envió a Joab con todo el ejército de los valientes.

9 Los hijos de Amón salieron y dispusieron la batalla a la entrada de la ciudad. Y los reyes que habían venido estaban aparte, en el campo.

10 Al ver Joab que el frente de batalla estaba delante y detrás de él, eligió a algunos de entre todos los escogidos de Israel y los dispuso para enfrentar a los sirios. 11 Puso al resto de la gente bajo el mando de su hermano Abisai, y se dispusieron para enfrentar a los hijos de Amón. 12 Y Joab dijo: "Si los sirios son más fuertes que yo, tú me darás auxilio; pero si los hijos de Amón son más fuertes que tú, yo te auxiliaré. 13 Esfuérzate, y luchemos valientemente por nuestro pueblo y por las ciudades de nuestro Dios; y que Jehovah haga lo que le parezca bien."

14 Entonces se acercó Joab, con la gente que estaba con él, para combatir contra los sirios; pero éstos huyeron ante él. 15 Al ver que los sirios habían huido, los hijos de Amón también huyeron ante su hermano Abisai y entraron en la ciudad. Entonces Joab volvió a Jerusalén.

16 Los sirios, al verse derrotados por Israel, enviaron mensajeros y trajeron a los sirios que estaban al otro lado del Río, al frente de los cuales estaba Sofac, jefe del ejército de Hadad-ezer.

17 Cuando se le informó a David, éste reunió a todo Israel; y cruzando el Jordán, fue hacia ellos y dispuso sus escuadrones contra ellos. David dispuso la batalla para enfrentarse con los sirios, y éstos combatieron contra él. 18 Pero los sirios huyeron ante Israel, y David mató de los sirios a 7.000 hombres de los carros y a 40.000 hombres de infantería. También mató a Sofac, jefe del ejército.

19 Al ver los servidores de Hadad-ezer que habían sido derrotados por Israel, hicieron la paz con David y le sirvieron. Y los sirios no quisieron volver a socorrer a los hijos de Amón.

David captura Rabat-amón


20 Aconteció al año siguiente, en el tiempo en que los reyes suelen salir a la guerra, que Joab condujo las fuerzas del ejército, destruyó la tierra de los hijos de Amón y fue a sitiar Rabá. Pero David se había quedado en Jerusalén.

Joab atacó Rabá, y la destruyó. 2 Entonces David tomó la corona de la cabeza de su rey, y halló que pesaba un talento de oro y tenía piedras preciosas. Y fue puesta sobre la cabeza de David. También sacó mucho botín de la ciudad. 3 A la gente que estaba en ella la sacó y la puso a trabajar con sierras, trillos de hierro y hachas. Lo mismo hizo David con todas las ciudades de los hijos de Amón. Luego David regresó con todo el pueblo a Jerusalén.

Otras campañas contra los filisteos


4 Aconteció después de esto que hubo en Gezer otra batalla contra los filisteos. Entonces Sibecai, de Husa, mató a Sipai, uno de los descendientes de los refaítas. Y ellos fueron sometidos.

5 Hubo otra batalla contra los filisteos. Entonces Eljanán hijo de Jaír mató a Lajmi, hermano de Goliat el geteo, el asta de cuya lanza era como un rodillo de telar.

6 Y hubo otra batalla en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía seis dedos en cada mano y seis dedos en cada pie, veinticuatro en total. El también era un descendiente de Harafa. 7 El desafió a Israel, pero lo mató Jonatán hijo de Simea, hermano de David.

8 Estos eran descendientes de Harafa en Gat, y cayeron por mano de David y por mano de sus servidores.

Censo militar de David


21 Satanás se levantó contra Israel e incitó a David a que hiciese un censo de Israel. 2 David dijo a Joab y a los jefes del ejército:

-Id, contad a los de Israel desde Beerseba hasta Dan, y traedme el número de ellos para que yo lo sepa.

3 Pero Joab respondió:

-¡Que Jehovah añada a su pueblo cien veces más! Oh rey y señor mío, ¿no son todos siervos de mi señor? ¿Para qué procura mi señor hacer esto? ¿Por qué ha de ser motivo de culpabilidad para Israel?

4 Pero la palabra del rey prevaleció contra Joab. Entonces salió Joab y recorrió todo Israel, y regresó a Jerusalén. Luego Joab dio a David el resultado del censo del pueblo: 5 Todos los hombres de Israel que sacaban espada eran 1.100.000. (Los hombres de Judá que sacaban espada eran 470.000.) 6 Joab no incluyó entre éstos a los levitas ni a los hijos de Benjamín, porque el mandato del rey era detestable a Joab.

El censo provoca la ira de Jehovah


7 Este mandato también era malo a los ojos de Dios, quien hirió a Israel. 8 Y David dijo a Dios:

-He pecado gravemente al haber hecho esto. Pero ahora, quita, por favor, el pecado de tu siervo, porque he actuado muy neciamente.

9 Entonces Jehovah habló a Gad, vidente de David, diciendo:

10 -Vé y di a David que así ha dicho Jehovah: "Tres cosas te propongo; escoge para ti una de ellas, y yo te la haré."

11 Entonces Gad fue a David y le dijo:

-Así ha dicho Jehovah: 12 "Elige para ti tres años de hambre; o ser derrotado durante tres meses ante tus adversarios y que la espada de tus enemigos te alcance; o tres días la espada de Jehovah, es decir, que haya epidemia en el país y el ángel de Jehovah cause destrucción en todo el territorio de Israel." Ahora pues, mira qué he de responder al que me ha enviado.

13 Entonces David dijo a Gad:

-Estoy muy angustiado. Por favor, caiga yo en mano de Jehovah, porque grande en extremo es su misericordia. Y no caiga yo en mano de los hombres.

14 Así que Jehovah envió una epidemia a Israel, y cayeron 70.000 hombres de Israel.

Se aplaca la ira contra el pueblo


15 Dios envió un ángel a Jerusalén para destruirla. Pero cuando iba a destruirla, Jehovah miró y cambió de parecer acerca de aquel mal. Y dijo al ángel que destruía:

-¡Basta ya! ¡Detén tu mano!

El ángel de Jehovah estaba junto a la era de Ornán el jebuseo. 16 Entonces David alzó sus ojos y vio al ángel de Jehovah que estaba entre el cielo y la tierra, con una espada desenvainada en su mano, extendida sobre Jerusalén. David y los ancianos se postraron sobre sus rostros, cubiertos de cilicio. 17 Y David dijo a Dios:

-¿No soy yo el que hizo contar al pueblo? Yo soy el que ha pecado, y en verdad he actuado mal. Pero estas ovejas, ¿qué han hecho? Oh Jehovah, Dios mío, por favor, sea tu mano contra mí y contra mi casa paterna, pero no haya epidemia en tu pueblo.

18 Entonces el ángel de Jehovah ordenó a Gad decir a David que subiera y erigiera un altar a Jehovah en la era de Ornán el jebuseo. 19 David subió, conforme a la palabra que Gad le había hablado en nombre de Jehovah. 20 Ornán se volvió y vio al ángel, y sus cuatro hijos que estaban con él se escondieron. Ornán estaba trillando trigo. 21 Cuando David llegó hasta Ornán, éste miró y vio a David, y saliendo de la era se postró ante David con el rostro en tierra. 22 Entonces David dijo a Ornán:

-Dame el lugar de la era para que edifique en él un altar a Jehovah. Dámelo por su justo precio, a fin de que cese la epidemia en el pueblo.

23 Ornán respondió a David:

-Tómalo para ti, y haga mi señor el rey lo que le parezca bien. Mira, yo doy los bueyes para el holocausto, los trillos para leña y el trigo para la ofrenda vegetal. Todo lo doy.

24 Pero el rey David respondió a Ornán:

-No, sino que por su justo precio lo compraré; porque no tomaré para Jehovah lo que es tuyo, ni ofreceré un holocausto que no me cueste nada.

25 Entonces David dio a Ornán por el lugar el peso de 600 siclos de oro. 26 David edificó allí un altar a Jehovah, y ofreció holocaustos y sacrificios de paz. E invocó a Jehovah, y él le respondió con fuego desde los cielos sobre el altar del holocausto. 27 Jehovah habló al ángel, y éste volvió su espada a la vaina.

David destina el lugar para el templo


28 En aquel tiempo, al ver David que Jehovah le había oído en la era de Ornán el jebuseo, ofreció sacrificios allí. 29 Por aquel entonces, el tabernáculo de Jehovah que Moisés había hecho en el desierto y el altar del holocausto estaban en el lugar alto de Gabaón. 30 David no pudo ir delante de él para consultar a Dios, porque estaba espantado a causa de la espada del ángel de Jehovah.

22 Entonces David dijo: "Aquí estará la casa de Jehovah Dios, y aquí estará el altar del holocausto para Israel."

Preparativos para el templo


2 Después David mandó que se reuniesen los extranjeros que habitaban en la tierra de Israel, y designó canteros que labrasen piedras para edificar la casa de Dios. 3 También preparó David una gran cantidad de hierro para los clavos de las hojas de las puertas y para las junturas, y bronce en tal cantidad que no se podía pesar. La madera de cedro era incalculable, 4 porque los sidonios y los tirios habían llevado a David gran cantidad de madera de cedro.

5 Entonces dijo David: "Mi hijo Salomón es joven e inmaduro, y la casa que se ha de edificar a Jehovah ha de ser grande y sublime, para renombre y gloria en todos los países. Yo, pues, haré los preparativos para él." Y antes de su muerte David hizo muchísimos preparativos.

6 Entonces David llamó a su hijo Salomón y le mandó que edificase una casa a Jehovah Dios de Israel. 7 David dijo a Salomón: "Hijo mío, he tenido en mi corazón el anhelo de edificar una casa al nombre de Jehovah mi Dios; 8 pero vino a mí la palabra de Jehovah, diciendo: ’Tú has derramado mucha sangre y has llevado a cabo grandes guerras. No edificarás una casa a mi nombre, porque has derramado delante de mí mucha sangre en la tierra. 9 Pero he aquí, te nacerá un hijo que será un hombre pacífico, y yo le daré reposo de todos sus enemigos de alrededor. Ciertamente su nombre será Salomón, y en sus días yo daré paz y tranquilidad a Israel. 10 El edificará una casa a mi nombre. El será para mí, hijo; y yo seré para él, padre. Y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre.’

11 "Ahora pues, hijo mío, Jehovah sea contigo. Sé prosperado y edifica la casa de Jehovah tu Dios, como él ha hablado de ti. 12 Que Jehovah te dé inteligencia y entendimiento, para que cuando te comisione sobre Israel guardes la ley de Jehovah tu Dios. 13 Entonces serás prosperado, si cuidas de poner por obra las leyes y los decretos que Jehovah mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y sé valiente. ¡No temas ni desmayes! 14 He aquí que con grandes esfuerzos he provisto para la casa de Jehovah 100.000 talentos de oro y 1.000.000 de talentos de plata. El bronce y el hierro no pueden ser calculados por su cantidad. También he preparado madera y piedra, a lo cual tú añadirás. 15 Tienes contigo muchos obreros: canteros, albañiles, carpinteros y hombres expertos en toda obra. 16 El oro, la plata, el bronce y el hierro son incalculables. ¡Levántate y actúa! Y que Jehovah sea contigo."

17 Asimismo, David mandó a todos los principales de Israel que diesen ayuda a su hijo Salomón. Y dijo: 18 "¿No está con vosotros Jehovah vuestro Dios? ¿No os ha dado paz por todas partes? Ciertamente él ha entregado en mi mano a los habitantes del país, y la tierra ha sido sometida delante de Jehovah y delante de su pueblo. 19 Dedicad, pues, vuestro corazón y vuestra alma a buscar a Jehovah vuestro Dios. Levantaos y edificad el santuario de Jehovah Dios, para traer el arca del pacto de Jehovah y los utensilios sagrados de Dios a la casa que ha de ser edificada al nombre de Jehovah."

Levitas para las tareas del templo


23 Siendo David anciano y lleno de años, proclamó a su hijo Salomón rey sobre Israel. 2 Reunió a todos los principales de Israel, a los sacerdotes y a los levitas. 3 Fueron contados los levitas de 30 años para arriba, y su número, contados uno por uno, fue de 38.000 hombres. 4 Entonces dijo David: "De éstos, 24.000 serán para supervisar la obra de la casa de Jehovah, 6.000 para ser oficiales y jueces, 5 y 4.000 para ser porteros. Otros 4.000 han de alabar a Jehovah con los instrumentos que he hecho para rendir alabanza."

6 David los distribuyó en grupos, de acuerdo a los hijos de Leví: Gersón, Cohat y Merari.

7 De los gersonitas, Ladán y Simei. 8 Los hijos de Ladán fueron tres: Yejiel fue el jefe, y después Zetam y Joel. 9 Los hijos de Simei fueron tres: Selomit, Haziel y Harán. Estos fueron los jefes de las casas paternas de Ladán. 10 Los hijos de Simei fueron: Yajat, Ziza, Jeús y Bería. Estos cuatro fueron los hijos de Simei. 11 Yajat fue el primero, y Ziza el segundo. Pero Jeús y Bería no tuvieron muchos hijos, por lo cual fueron considerados como una casa paterna con una sola función.

12 Los hijos de Cohat fueron cuatro: Amram, Izjar, Hebrón y Uziel. 13 Los hijos de Amrán fueron Aarón y Moisés. Aarón fue separado para ser dedicado para siempre, él y sus hijos, a las cosas más sagradas, para que ofrecieran incienso delante de Jehovah y para que le sirviesen y bendijesen en su nombre para siempre. 14 Los hijos de Moisés, hombre de Dios, fueron contados entre la tribu de Leví. 15 Los hijos de Moisés fueron Gersón y Eliezer. 16 Sebuel hijo de Gersón fue el jefe. 17 Rejabías hijo de Eliezer fue el jefe. Eliezer no tuvo otros hijos, pero los hijos de Rejabías fueron muy numerosos. 18 Selomit hijo de Izjar fue el jefe. 19 Los hijos de Hebrón fueron: Jerías el primero, Amarías el segundo, Yajaziel el tercero y Jecamán el cuarto. 20 Los hijos de Uziel fueron Micaías el primero e Isías el segundo.

21 Los hijos de Merari fueron Majli y Musi. Los hijos de Majli fueron Eleazar y Quis. 22 Eleazar murió sin tener hijos, sino sólo hijas; y los hijos de Quis, sus primos, las tomaron por mujeres. 23 Los hijos de Musi fueron tres: Majli, Eder y Jeremot.

24 Estos fueron los hijos de Leví según sus casas paternas; todos jefes de casas paternas, según fueron contados, en la lista de nombres, uno por uno. Desde los 20 años para arriba, llevaban a cabo la obra del servicio de la casa de Jehovah.

25 David dijo: "Jehovah Dios de Israel ha dado reposo a su pueblo y habitará en Jerusalén para siempre. 26 Y también los levitas no tendrán que transportar el tabernáculo ni ninguno de sus utensilios para su servicio."

27 Así que, conforme a las últimas palabras de David, los hijos de Leví fueron contados, de 20 años para arriba.

28 Ciertamente su deber es estar al lado de los hijos de Aarón, para servir en la casa de Jehovah, en los atrios y en las cámaras, en la purificación de toda cosa consagrada y en lo que se debe hacer en el servicio de la casa de Dios. 29 Ellos disponen los panes de la presentación, la harina fina para la ofrenda vegetal, las galletas sin levadura, lo que se prepara en la sartén, lo que se mezcla y toda medida de capacidad y de longitud. 30 Ejercen su servicio cada amanecer, y asimismo al atardecer, para dar gracias y alabar a Jehovah, 31 y para ofrecer todos los holocaustos a Jehovah los sábados, las lunas nuevas y las demás festividades, continuamente delante de Jehovah, en el número necesario y de acuerdo con lo que ha sido establecido para ellos. 32 Así tienen a su cargo el cuidado del tabernáculo de reunión, el cuidado del santuario y el cuidado de sus hermanos, los hijos de Aarón, en el servicio de la casa de Jehovah.

Sacerdotes para servir en el templo


24 Estos son los grupos de los hijos de Aarón. Los hijos de Aarón fueron: Nadab, Abihú, Eleazar e Itamar. 2 Nadab y Abihú murieron antes que su padre, y no tuvieron hijos. Y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio.

3 David, con Sadoc de los hijos de Eleazar y con Ajimelec de los hijos de Itamar, los organizó según sus funciones en su servicio. 4 Los hijos de Eleazar resultaron ser más numerosos que los de Itamar en cuanto a hombres principales, por lo que los organizaron así: De los hijos de Eleazar había dieciséis jefes de casas paternas, y de los hijos de Itamar había ocho, según sus casas paternas. 5 Los organizaron por sorteo, tanto a los unos como a los otros, pues había oficiales del santuario y oficiales de la casa de Dios entre los hijos de Eleazar y entre los hijos de Itamar. 6 El escriba Semeías hijo de Natanael, de los levitas, los inscribió en presencia del rey, de los magistrados, del sacerdote Sadoc, de Ajimelec hijo de Abiatar y de los jefes de las casas paternas de los sacerdotes y de los levitas. Designaron por sorteo una casa paterna para Eleazar y otra para Itamar.

7 La primera suerte tocó a Joyarib, la segunda a Jedaías, 8 la tercera a Harim, la cuarta a Seorim, 9 la quinta a Malquías, la sexta a Mijamín, 10 la séptima a Cos, la octava a Abías, 11 la novena a Jesúa, la décima a Secanías, 12 la undécima a Eliasib, la duodécima a Jaquim, 13 la decimotercera a Hupa, la decimocuarta a Jesebeab, 14 la decimoquinta a Bilga, la decimosexta a Imer, 15 la decimoséptima a Hezir, la decimoctava a Afses, 16 la decimonovena a Petajías, la vigésima a Ezequiel, 17 la vigesimoprimera a Jaquín, la vigesimosegunda a Gamul, 18 la vigesimotercera a Delaías, la vigesimocuarta a Maazías.

19 Estos fueron distribuidos para el servicio al entrar en la casa de Jehovah, conforme a lo establecido para ellos por medio de su padre Aarón, de la manera que le había mandado Jehovah Dios de Israel.

Otros levitas para el servicio


20 De los hijos de Leví que quedaron, fueron designados: Subael de los hijos de Amram y Jehedías de los hijos de Subael. 21 De Rejabías: Isías era el jefe de los hijos de Rejabías.

22 De los hijos de Izjar, Selomot. De los hijos de Selomot, Yajat.

23 De los hijos de Hebrón: Jerías el primero, Amarías el segundo, Yajaziel el tercero y Jecamán el cuarto.

24 De los hijos de Uziel, Micaías. De los hijos de Micaías, Samir. 25 El hermano de Micaías fue Isías; y de los hijos de Isías, Zacarías.

26 Los hijos de Merari fueron Majli y Musi; y de los hijos de Jaazías, Beno. 27 De los hijos de Merari, a través de Jaazías, Beno, Soham, Zacur e Ibri. 28 De Majli, Eleazar, el cual no tuvo hijos. 29 De Quis, el hijo de Quis fue Jerameel. 30 Los hijos de Musi fueron: Majli, Eder y Jerimot.

Estos fueron los hijos de los levitas, conforme a sus casas paternas. 31 Estos también participaron en el sorteo, como sus hermanos los hijos de Aarón, tanto los jefes de casas paternas como el menor de sus hermanos, en presencia del rey David, de Sadoc, de Ajimelec y de los jefes de las casas paternas de los sacerdotes y de los levitas.

Músicos y cantores para el templo


25 Asimismo, David y los jefes del ejército apartaron para el servicio a algunos de los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, quienes profetizaban con arpas, liras y címbalos. La lista de ellos, de los hombres que realizaban su servicio fue:

2 De los hijos de Asaf: Zacur, José, Netanías y Asarela. Los hijos de Asaf estaban bajo la dirección de Asaf, quien profetizaba bajo la dirección del rey.

3 De Jedutún, los hijos de Jedutún: Gedalías, Zeri, Jesaías, Simei, Hasabías y Matatías; seis en total. Ellos estaban bajo la dirección de su padre Jedutún, quien profetizaba acompañado de arpa para dar gracias y alabar a Jehovah.

4 De Hemán, los hijos de Hemán: Buquías, Matanías, Uziel, Subael, Jeremot, Ananías, Hanani, Eliata, Gidalti, Romamti-ezer, Josbecasa, Maloti, Hotir y Majaziot. 5 Todos éstos eran hijos de Hemán, vidente del rey, y tenían palabras de Dios, para ensalzar su poder. Dios dio a Hemán catorce hijos y tres hijas. 6 Todos éstos, bajo la dirección de su padre, estaban dedicados a la música en la casa de Jehovah con címbalos, liras y arpas, para el servicio de la casa de Dios. Y Asaf, Jedutún y Hemán estaban bajo la dirección del rey. 7 El número de ellos y de sus hermanos, expertos en la música dedicada a Jehovah, todos maestros, era de 288. 8 Echaron suertes para establecer los turnos del servicio, participando tanto el pequeño como el grande, lo mismo el maestro que el alumno.

9 La primera suerte tocó a José, de los de Asaf.

La segunda, a Gedalías, que con sus hermanos y sus hijos eran doce.

10 La tercera, a Zacur, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

11 La cuarta, a Izri, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

12 La quinta, a Netanías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

13 La sexta, a Buquías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

14 La séptima, a Jesarela, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

15 La octava, a Jesaías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

16 La novena a Matanías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

17 La décima, a Simei, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

18 La undécima, a Azareel, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

19 La duodécima, a Hasabías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

20 La decimotercera, a Subael, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

21 La decimocuarta, a Matatías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

22 La decimoquinta, a Jeremot, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

23 La decimosexta, a Ananías, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

24 La decimoséptima, a Josbecasa, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

25 La decimoctava, a Hanani, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

26 La decimonovena, a Maloti, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

27 La vigésima, a Eliata, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

28 La vigesimoprimera, a Hotir, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

29 La vigesimosegunda, a Gidalti, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

30 La vigesimotercera, a Majaziot, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

31 La vigesimocuarta, a Romamti-ezer, que con sus hijos y sus hermanos eran doce.

Porteros para el templo


26 La distribución de los porteros fue así:

De los coreítas, Meselemías hijo de Coré, de los hijos de Asaf. 2 Los hijos de Meselemías fueron: Zacarías el primogénito, Yediael el segundo, Zebadías el tercero, Jatniel el cuarto, 3 Elam el quinto, Johanán el sexto, Elioenai el séptimo.

4 Los hijos de Obed-edom fueron: Semaías el primogénito, Jozabad el segundo, Jóaj el tercero, Sacar el cuarto, Natanael el quinto, 5 Amiel el sexto, Isacar el séptimo, Peultai el octavo; porque Dios había bendecido a Obed-edom. 6 También a su hijo Semaías le nacieron hijos que gobernaban en sus casas paternas, porque eran hombres valientes. 7 Los hijos de Semaías fueron: Otni, Rafael, Obed, Elzabad y sus hermanos, hombres valerosos, Elihú y Samaquías. 8 Todos éstos fueron de los hijos de Obed-edom. Ellos, con sus hijos y sus hermanos, hombres robustos y fuertes para el servicio, fueron sesenta y dos de Obed-edom.

9 Los hijos de Meselemías y sus parientes fueron dieciocho hombres valerosos.

10 Los hijos de Hosa, de los hijos de Merari, fueron: Simri el primero (aunque no era el primogénito, su padre lo designó el primero), 11 Hilquías el segundo, Tebalías el tercero y Zacarías el cuarto. Todos los hijos y hermanos de Hosa fueron trece.

12 Estos grupos de porteros, a través de sus hombres principales, tenían los deberes, igual que sus hermanos, de servir en la casa de Jehovah. 13 Echaron suertes para cada puerta, participando tanto el pequeño como el grande, según sus casas paternas. 14 La suerte para la del oriente tocó a Selemías. También incluyeron en el sorteo a su hijo Zacarías, consejero entendido, y le tocó la del norte. 15 A Obed-edom le tocó la del sur, y a sus hijos les tocó la casa de las provisiones. 16 A Supim y a Hosa les tocó la del occidente con la puerta de Salequet, en la calzada que sube.

Una guardia estaba frente a la otra guardia: 17 Al oriente había seis levitas, al norte había cuatro por día, al sur había cuatro por día, en la casa de las provisiones se turnaban de dos en dos, 18 en el atrio del occidente había cuatro en la avenida y dos en el atrio mismo.

19 Esta es la distribución de los porteros, descendientes de Coré y de Merari.

Tesoreros para el templo


20 De los levitas, Ajías estaba encargado de los tesoros de la casa de Dios y de los tesoros de las cosas sagradas. 21 De los hijos de Ladán, de los hijos de los gersonitas a través de Ladán: El jefe de las casas paternas de Ladán el gersonita era Yejiel. 22 Los hijos de Yejiel, Zetam y su hermano Joel, estaban encargados de los tesoros de la casa de Jehovah.

23 De los amramitas, de los izjaritas, de los hebronitas y de los uzielitas, 24 Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés, era jefe sobre los tesoros. 25 Y sus hermanos, a través de Eliezer: su hijo Rejabías, cuyo hijo fue Jesaías, cuyo hijo fue Joram, cuyo hijo fue Zicri, cuyo hijo fue Selomot. 26 Este Selomot y sus hermanos estaban encargados de todos los tesoros de las cosas sagradas que habían consagrado el rey David, los jefes de las casas paternas, los jefes de millares y de centenas y los jefes del ejército. 27 Las habían consagrado de las batallas y del botín, para mantener la casa de Jehovah. 28 Asimismo, todo lo que habían consagrado el vidente Samuel, Saúl hijo de Quis, Abner hijo de Ner y Joab, hijo de Sarvia, y todo lo que cualquiera consagraba estaba bajo la administración de Selomot y de sus hermanos.

Oficiales y jueces en Israel


29 De los izjaritas, Quenaanías y sus hijos estaban encargados de la administración externa. Eran oficiales y jueces en Israel.

30 De los hebronitas, Hasabías y sus hermanos, 1.700 hombres de valor, estaban encargados de la administración de Israel en la región occidental del Jordán, en toda la obra de Jehovah y en el servicio del rey. 31 En cuanto a los hebronitas, Jerías era el jefe de los hebronitas, distribuidos según sus clanes y casas paternas. En el año 40 del reinado de David se buscaron, y se hallaron entre ellos hombres valerosos en Jazer de Galaad. 32 Y sus hermanos, hombres de valor, sumaban 2.700 jefes de casas paternas, a los cuales el rey David constituyó sobre los rubenitas, los gaditas y sobre la media tribu de Manasés, tanto para los asuntos de Dios como para los asuntos del rey.

Los jefes del ejército


27 Esta es la lista de los hijos de Israel, los jefes de casas paternas, los jefes de millares y de centenas, y sus oficiales que servían al rey en todo lo concerniente a las divisiones del ejército, que entraban y salían cada mes, durante todos los meses del año. Cada división tenía 24.000 hombres.

2 Al frente de la primera división, para el primer mes estaba Jasobeam hijo de Zabdiel. Su división tenía 24.000 hombres. 3 El era de los hijos de Fares y estaba al frente de todos los jefes del ejército para el primer mes.

4 Al frente de la división del segundo mes estaba Dodai el ajojita, y un jefe en su división era Miclot. Su división tenía 24.000 hombres.

5 El tercer jefe del ejército, para el tercer mes, era Benaías, hijo del sumo sacerdote Joyada. Su división tenía 24.000 hombres. 6 Este Benaías era uno de los treinta valientes, y estaba al mando de los treinta. En su división estaba su hijo Amisabad.

7 El cuarto, para el cuarto mes, era Asael, hermano de Joab. Y después de él estaba su hijo Zebadías. Su división tenía 24.000 hombres.

8 El quinto, para el quinto mes, era el jefe Samot el izrajita. Su división tenía 24.000 hombres.

9 El sexto, para el sexto mes, era Ira hijo de Iques, de Tecoa. Su división tenía 24.000 hombres.

10 El séptimo, para el séptimo mes, era Heles el pelonita, de los hijos de Efraín. Su división tenía 24.000 hombres.

11 El octavo, para el octavo mes, era Sibecai, de Husa, de los zerajitas. Su división tenía 24.000 hombres.

12 El noveno, para el noveno mes, era Abiezer, de Anatot, de los de Benjamín. Su división tenía 24.000 hombres.

13 El décimo, para el décimo mes, era Maharai, de Netofa, de los zerajitas. Su división tenía 24.000 hombres.

14 El undécimo, para el undécimo mes, era Benaías, de Piratón, de los hijos de Efraín. Su división tenía 24.000 hombres.

15 El duodécimo, para el duodécimo mes, era Heldai, de Netofa, de Otoniel. Su división tenía 24.000 hombres.

Los jefes de las tribus 16 Asimismo, al frente de las tribus de Israel estaban:


de los rubenitas, el jefe Eliezer hijo de Zicri;

de los simeonitas, Sefatías hijo de Maaca;

17 de los levitas, Hasabías hijo de Quemuel;

de los aaronitas, Sadoc;

18 de Judá, Elihú, uno de los hermanos de David;

de Isacar, Omri hijo de Micael;

19 de Zabulón, Ismaías hijo de Abdías;

de Neftalí, Jerimot hijo de Azriel;

20 de los hijos de Efraín, Oseas hijo de Azazías;

de la media tribu de Manasés, Joel hijo de Pedaías;

21 de la otra media tribu de Manasés en Galaad, Ido hijo de Zacarías;

de Benjamín, Jaaziel hijo de Abner;

22 de Dan, Azareel hijo de Jerojam.

Estos fueron los jefes de las tribus de Israel. 23 David no tomó el número de los de 20 años para abajo, porque Jehovah había prometido que él había de multiplicar a Israel como las estrellas del cielo. 24 Joab, hijo de Sarvia, había comenzado a contar, pero no acabó, pues por esto vino la ira sobre Israel. Y el número no fue registrado en el libro de las crónicas del rey David.

Administradores del patrimonio real


25 Azmávet hijo de Adiel era el encargado de los tesoros reales. Jonatán hijo de Uzías, de los almacenes en el campo, en las ciudades, en las aldeas y en las torres. 26 Ezri hijo de Quelub, de los que trabajaban en el cultivo de las tierras. 27 Simei, de Ramá, de las viñas. Zabdías el sifmita, del producto de las viñas para las bodegas. 28 Baal-janán, de Gedera, de los olivares y de los sicómoros que había en la Sefela. Joás, de los almacenes de aceite. 29 Sitrai, de Sarón, del ganado vacuno que pastaba en Sarón. Safat hijo de Adlai, del ganado vacuno que estaba en los valles. 30 Obil el ismaelita, de los camellos. Jehedías, de Meronot, de los asnos. 31 Y Jaziz el hagrieno, de los rebaños de ovejas.

Todos éstos eran los encargados del patrimonio del rey David.

Otros funcionarios de David


32 Jonatán, tío de David, era consejero, hombre prudente y escriba; él y Yejiel hijo de Hacmoni asistían a los hijos del rey. 33 Ajitofel era consejero del rey. Husai el arquita era amigo del rey. 34 Después de Ajitofel estaban Joyada hijo de Benaías y Abiatar. Y Joab era el jefe del ejército del rey.

Salomón asume los planes del templo


28 David reunió en Jerusalén a todos los jefes de Israel: los jefes de las tribus, los jefes de las divisiones que servían al rey, los jefes de millares y los jefes de centenas, los jefes de todo el patrimonio, del ganado del rey y de sus hijos, con los funcionarios, los hombres valerosos y todos los guerreros valientes. 2 Y poniéndose de pie, David dijo: "Oídme, hermanos míos y pueblo mío: Yo tenía en mi corazón el anhelo de edificar una casa para que reposara el arca del pacto de Jehovah y para estrado de los pies de nuestro Dios. Yo hice los preparativos para edificar, 3 pero Dios me dijo: ’No edificarás una casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra y has derramado mucha sangre.’ 4 No obstante, Jehovah Dios de Israel me eligió de entre toda la familia de mi padre para que fuese rey de Israel para siempre, porque escogió a Judá como caudillo. De la tribu de Judá escogió a la casa de mi padre, y entre los hijos de mi padre se complació en mí para constituirme rey sobre todo Israel. 5 Y de todos mis hijos (porque Jehovah me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón, para que se sentara en el trono del reino de Jehovah sobre Israel. 6 El me ha dicho: ’Tu hijo Salomón, él edificará mi casa y mis atrios; porque a él he escogido como mi hijo, y yo seré padre para él. 7 Asimismo, yo confirmaré su reino para siempre, si se esfuerza en poner por obra mis mandamientos y mis decretos, como en este día.’

8 "Ahora pues, ante los ojos de todo Israel, la congregación de Jehovah, y a oídos de nuestro Dios, guardad y escudriñad todos los mandamientos de Jehovah vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra y para que la dejéis por heredad a vuestros hijos después de vosotros, para siempre.

9 "Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre y sírvele con un corazón íntegro y con ánimo voluntario; porque Jehovah escudriña todos los corazones y entiende toda la intenciónde los pensamientos. Si tú le buscas, él se dejará hallar; pero si le abandonas, él te desechará para siempre. 10 Mira ahora, porque Jehovah te ha elegido para que edifiques una casa para ser santuario. ¡Esfuérzate y actúa!"

11 Entonces David entregó a su hijo Salomón el diseño del pórtico, de sus edificios, de sus almacenes, de sus salas superiores, de sus cámaras interiores y del lugar del propiciatorio. 12 También entregó el diseño de todo lo que tenía en mente para los atrios de la casa de Jehovah, para todas las cámaras de alrededor, para los tesoros de la casa de Dios, para los almacenes de las cosas sagradas, 13 para los grupos de los sacerdotes y de los levitas, para toda la obra del servicio en la casa de Jehovah y para todos los utensilios del servicio de la casa de Jehovah.

14 Para las cosas de oro, también entregó la debida cantidad de oro para todos los utensilios de cada servicio, y para todos los utensilios de plata, la debida cantidad para todos los utensilios de cada servicio. 15 Entregó la debida cantidad de oro para los candelabros de oro y sus lámparas de oro: la debida cantidad para cada candelabro con sus lámparas. De igual manera dio para los candelabros de plata: la debida cantidad para cada candelabro y sus lámparas, de acuerdo con la función de cada candelabro. 16 También entregó la debida cantidad de oro para cada una de las mesas para la presentación de los panes, y la plata para las mesas de plata. 17 También entregó oro puro para los tenedores, los tazones de la aspersión y las vasijas. Para las tazas de oro, la debida cantidad de oro para cada taza; y para las tazas de plata, la debida cantidad para cada taza. 18 Además, entregó la debida cantidad de oro refinado para el altar del incienso, para el diseño de la carreta y para los querubines de oro que extienden sus alas y cubren el arca del pacto de Jehovah.

19 "Todo esto", dijo David, "está por escrito, porque la mano de Jehovah está sobre mí, y él me ha hecho entender todos los detalles del diseño." 20 Además, David dijo a su hijo Salomón: "Esfuérzate, sé valiente y actúa. No temas ni desmayes, porque Jehovah Dios, mi Dios, estará contigo. No te abandonará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehovah. 21 He aquí que los grupos de los sacerdotes y de los levitas para todo el servicio de la casa de Dios estarán contigo en toda la obra. Asimismo, todos los voluntarios y expertos en toda clase de artesanía, los jefes y todo el pueblo estarán totalmente a tus órdenes."

La ofrenda para el templo


29 Después el rey David dijo a toda la congregación: "Sólo a mi hijo Salomón ha elegido Dios. El es joven e inmaduro, y la obra es grande; porque el templo no será para hombre sino para Jehovah Dios. 2 Con todas mis fuerzas he preparado para la casa de mi Dios: oro para las cosas de oro, plata para las cosas de plata, bronce para las cosas de bronce, hierro para las cosas de hierro, madera para las cosas de madera, piedras de ónice y de engaste, piedras de turquesa y de diversos colores; toda clase de piedras preciosas y piedras de mármol en abundancia. 3 Además, en mi anhelo por la casa de mi Dios, doy mi tesoro personal de oro y de plata para la casa de mi Dios, además de todo lo que he preparado para el edificio del santuario; 4 a saber: 3.000 talentos de oro, oro de Ofir, y 7.000 talentos de plata refinada para recubrir las paredes de los edificios: 5 oro para las cosas de oro, y plata para las cosas de plata; para toda la obra de mano de los artífices. Y ahora, ¿quién de vosotros se consagrará hoy a Jehovah, haciendo una ofrenda voluntaria?"

6 Entonces los jefes de las casas paternas, los jefes de las tribus de Israel, los jefes de millares y de centenas, y los encargados de las obras del rey hicieron ofrendas voluntarias. 7 Y dieron para el servicio de la casa de Dios 5.000 talentos y 10.000 dracmas de oro, 10.000 talentos de plata, 18.000 talentos de bronce y 100.000 talentos de hierro. 8 Todo el que tenía piedras preciosas las entregó en manos de Yejiel el gersonita, para el tesoro de la casa de Jehovah. 9 Y el pueblo se regocijó por haber contribuido con ofrendas voluntarias, porque con un corazón íntegro habían hecho a Jehovah ofrendas voluntarias. Y el rey David se alegró muchísimo.

David bendice a Jehovah


10 David bendijo a Jehovah a la vista de toda la congregación. Y dijo David: "¡Bendito seas tú, oh Jehovah Dios de Israel, nuestro Padre desde la eternidad y hasta la eternidad! 11 Tuyos son, oh Jehovah, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Jehovah, y tú te enalteces como cabeza sobre todo. 12 Las riquezas y la honra provienen de ti. Tú lo gobiernas todo; en tu mano están la fuerza y el poder, y en tu mano está la facultad de engrandecer y de fortalecer a todos. 13 Y ahora, oh Dios nuestro, nosotros te damos gracias y alabamos tu glorioso nombre. 14 Porque, ¿quién soy yo, y qué es mi pueblo, para que podamos ofrecer espontáneamente cosas como éstas, siendo todo tuyo, y que de lo que hemos recibido de tu mano, te damos? 15 Somos forasteros y advenedizos delante de ti, así como todos nuestros padres. Nuestros días son como una sombra sobre la tierra, y sin esperanza. 16 Oh Jehovah, Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar una casa a tu santo nombre, de tu mano proviene y todo es tuyo. 17 Yo sé, oh Dios mío, que tú pruebas el corazón y que te agrada la rectitud. Por eso, con rectitud de corazón te he ofrecido voluntariamente todo esto. Y ahora he visto con alegría que tu pueblo que se encuentra aquí ha dado para ti espontáneamente. 18 Oh Jehovah, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, nuestros padres, preserva esto para siempre, formando el pensamiento del corazón de tu pueblo, y predispón su corazón hacia ti. 19 Asimismo, da a mi hijo Salomón un corazón íntegro, para que guarde tus mandamientos, tus testimonios y tus leyes, a fin de que haga todas las cosas y edifique el templo para el cual yo he hecho preparativos."

20 David dijo después a toda la congregación: "¡Bendecid, por favor, a Jehovah, vuestro Dios!"

Entonces toda la congregación bendijo a Jehovah, el Dios de sus padres. Luego se inclinaron y se postraron delante de Jehovah y delante del rey.

Salomón asume el trono


21 Al día siguiente hicieron sacrificios a Jehovah y ofrecieron holocaustos a Jehovah: 1.000 toros, 1.000 carneros, 1.000 corderos, con sus libaciones, y muchos sacrificios por todo Israel. 22 Aquel día comieron y bebieron con gran gozo delante de Jehovah, y por segunda vez proclamaron rey a Salomón hijo de David, y lo ungieron ante Jehovah como el soberano. Y ungieron a Sadoc como sacerdote.

23 Así se sentó Salomón como rey en el trono de Jehovah, en lugar de su padre David, y fue prosperado. Todo Israel le rindió obediencia. 24 Todos los principales, los valientes y todos los hijos del rey David se sometieron a la autoridad del rey Salomón. 25 Y Jehovah engrandeció a Salomón hasta lo sumo ante la vista de todo Israel, y le dio un esplendor real, como ningún otro rey lo tuvo antes de él en Israel.

Muerte de David


26 Así David hijo de Isaí reinó sobre todo Israel. 27 El tiempo que reinó sobre Israel fue de 40 años. En Hebrón reinó 7 años, y en Jerusalén reinó 33 años. 28 Murió en buena vejez y lleno de años, de riquezas y de gloria. Y su hijo Salomón reinó en su lugar.

29 Los hechos del rey David, los primeros y los últimos, he aquí que están escritos en el libro del vidente Samuel, en el libro del profeta Natán y en el libro del vidente Gad, 30 con todo lo relativo a su reinado, a su poder y a las circunstancias por las cuales pasaron él, Israel y todos los reinos de aquellas tierras.


Reina-Valera Actualizada, 1989.